Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

sábado, 9 de septiembre de 2017

Ciclones en fila india

La proximidad de otro ciclón tan poderoso como Irma, llamado José, y de un fenómeno que puede adquirir semejantes fortalezas al final de la semana que viene, obligan al país a mantener activas sus alertas y sus logísticas para situaciones de emergencia.
Las previsiones son de que el huracán José, hasta ahora en una trayectoria que no indica que pasará tan cerca como Irma, se coloque al norte del país el lunes, desfogando lluvias y ráfagas de vientos que agravarían las turbulencias de cola dejadas por su antecesor.
Pero detrás de José viene en fila india otro fenómeno que, según las mismas previsiones meteorológicas, se haría sentir el próximo sábado sobre nuestro territorio, para lo cual habría que esperar más informaciones acerca de su posible trayectoria.
Con estos eventos, es indispensable que la ciudadanía mantenga las precauciones que asumió antes y durante el paso de Irma, del mismo modo que el Comité Nacional de Emergencia continúe en sesión permanente y no desactive los equipos que son necesarios para actuar en casos de urgencia.
 En estos momentos las energías se enfocan a remover escombros de Irma y a proteger vidas y propiedades que pueden ser afectadas por inundaciones de ríos o derrumbes. Estas son las secuelas clásicas de estos huracanes y nadie puede predecir en qué tiempo se recuperaría la normalidad.
El desajuste que provocan los ciclones en las Antillas Menores y Mayores, así como en Estados Unidos y las zonas del Golfo de México, se reflejan en la navegación aérea y marítima, tanto en el transporte de mercancías como de pasajeros, con sus consabidos resultados negativos en la economía.
Los abastecimientos de combustibles, vitales para la producción energética y el transporte, pueden sufrir trastornos en el futuro inmediato, ya que los últimos ciclones han impactado áreas de las Américas donde hay refinerías petroleras, y por tales razones se impone una política cautelosa para el manejo de estas expectativas.
 Y en lo que respecta a las lecciones que nos dejó Irma, lo importante es verificar dónde hubo fallas de atención o socorro, dónde tuvimos deficiencias para la adecuada atención de los alojados en refugios o para el uso de equipos pesados o ligeros en labores de remoción o limpieza, tanto de carreteras y caminos, de modo que estemos mejor preparados para las nuevas y probables embestidas de futuros huracanes.
Tomado del editorial de
Ciclones en fila indiade la fecha