Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, 8 de septiembre de 2017

“Bendición divina”

Este es un país afortunado... “bendecido por Dios”, dicen los creyentes, que somos casi el cien por ciento de los dominicanos. Irma se alejó de nuestro territorio y sólo dejó el susto y las lluvias necesarias para reponer los embalses de las presas, desfogadas lentamente para evitar inundaciones.
Después de varios días de sobresaltos y con la suspensión ayer jueves de todas las actividades públicas y privadas, finalmente estamos respirando hondo con el panorama despejado en la medida en que la situación se normaliza, los desplazados retornan a sus hogares y se desmonta el operativo de prevención más fabuloso de los últimos años.
Ni siquiera en el litoral atlántico de la isla, que registró la mayor cercanía de Irma a nuestro territorio, hubo daños materiales significativos ni pérdida de vidas fuera de dos casos no confirmados reportados como desapariciones. Somos, hasta el momento, el único país que ha salido prácticamente ileso de todos los influenciados por el huracán más pavoroso de que se tenga registro en el Océano Atlántico.
En Puerto Rico causó daños cuantiosos en la estructura vial, derribó viviendas en zonas vulnerables, arrasó las islas adyacentes de Vieques y Culebra y derribó postes del tendido eléctrico y dejó sin energía a más de dos terceras partes de la zona metropolitana.
Aún así, Puerto Rico también tuvo la dicha de que el ojo del huracán pasó bastante lejos de su costa aunque fue alcanzada por fuertes ráfagas de vientos. Similar suerte no tuvieron las islas de las Antillas Menores, como San Kiss, San Martín y Bartolomé, Nevis e Islas Vírgenes.
... Hacia las Bahamas
Ayer en horas de la tarde, después de afectar con generosidad a Haití y la zona oriental de Cuba, Irma encaminaba su furia hacia las Bahamas y los Cayos de La Florida, donde casi cien mil personas buscaban zonas más seguras en Miami y ciudades vecinas. Las autoridades asumieron el control del éxodo voluntario, pero además obligaron la evacuación de los más remisos que se negaban a abandonar sus hogares.
Los pronósticos de Meteorología avizoran que el huracán, en la categoría cinco y con vientos de 295 kilómetros por hora, estaría golpeando las Bahamas hasta las primeras horas de la madrugada de hoy cuando comenzaría a afectar los cayos costeros de la Florida.
El primer boletín difundido en la tarde de ayer planteaba la posibilidad de que en sus primeros desplazamientos en tierra firme, Irma bajaría su intensidad a la categoría cuatro, igualmente peligroso y devastador.
Mientras el propio Presidente Trump celebraba en la Casa Blanca reuniones de emergencia con el liderazgo de las organizaciones de socorro tanto públicas como privadas, el gobernador del Estado de la Florida y el alcalde de Miami ponían bajo su control un gran operativo de evacuación y ayuda a las personas en estado de vulnerabilidad.
... Curiosidades de la gente
Irma había causado temor y muchas expectativas... Por tratarse del más poderoso huracán que se ha desplazado por el Atlántico --por lo menos, del que se tenga registro--, todo el mundo tomó medidas extremas, como tenía que ser. Muchos se habían preparado para el sancocho bajo agua de un domingo cimarrón. La frustración comenzó a asomar en la medida en que el día iniciaba con apenas ligeras lloviznas y sin los fuertes vientos previstos. Asimismo comenzaron las redes sociales a hacer mofa de los augurios fatalistas y a ignorar las recomendaciones de los organismos de socorro. A media mañana apareció el general Méndez en televisión para advertir que “lo peor no ha pasado” ... Pero, afortunadamente, a esa hora todo había pasado.
Por César Medina ;-
lobarnechea1@hotmail.com