Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

jueves, 10 de agosto de 2017

¿Corrupto quién?

Si a un presidente lo informan de la supuesta comisión de actos ilícitos por parte de un funcionario y lo separa del cargo sin ofrecer explicaciones públicas, no sólo estaría abriendo un flanco a sus opositores para que lo ataquen sin misericordia, sino -peor aún-, violentando un principio universal sobre la presunción de la inocencia.
Cuando llegué a España como embajador a principios de 2009, ya había muchos corruptos condenados, todos dirigentes importantes o miembros de los dos principales partidos. Pero ninguno de ellos fue denunciado por el oficialismo.
La mayoría han sido señalados por una institución no gubernamental llamada Transparencia Pública, que también tiene facultad para constituirse en parte civil, incluyendo contra la hija y el yerno del Rey Emérito Juan Carlos I, un hombre bueno y querido por toda España.
El caso de la Odebrecht es de Brasil y llevaba varios años de investigación secreta. Como esa constructora opera en muchas naciones, era de esperar que sus respectivos gobiernos fueran consultados bajo el mismo hermetismo. Posiblemente se limitaron a suministrar las informaciones solicitadas sin preocuparse mucho por indagar sobre sus nacionales mencionados.
Al estallar la bomba y salpicar a varios países de América Latina, algunos de ellos actuaron a la velocidad de un rayo contra sus ex burócratas, lo que motivó que la prensa, la Marcha Verde y la opinión pública demandaran del gobierno dominicano la misma celeridad de reacción punitivaÖ
Ö Pero aunque esos territorios comparten los mismos actos de sobrevaloración, soborno, financiación de campañas políticas más todos los derivados que le agregan los fiscales, la diferencia de respuesta entre uno y otro se debe a que hay gobiernos actuales, pasados y una combinación de ambos involucrados con los hechos.
Los culpables favoritos
En Perú quedaron afectados mandatos anteriores y funcionarios no tan estrechamente ligados al gobierno actual. Esa situación está siendo aprovechada por el Presidente Kuczinski para perseguir a los expresidentes Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala -a pesar de que fue ministro de Economía de éste último-, a fin de aniquilarlos políticamente. Lo mismo sucede con el gobierno de Panamá arrinconando al expresidente Martinelli.
Colombia fue mencionada con el nombre de presidente Juan Manuel Santos como receptor de fondos para su campaña electoral reeleccionista. Pero él se limpió señalando con razón que no tenía conocimientos de esas contribuciones.
Con un alto índice de popularidad, al presidente Santos no le quedó difícil que le creyeranÖ Porque todo el mundo sabe que en una campaña política siempre fluye dinero fuera del control del candidato.
En cuanto a nuestro país, aún intentando llevar el proceso correctamente, no es tan fácil llegar a una solución satisfactoria. No se dispone de una agencia independiente facultada para dar seguimiento, recopilar información, denunciar y demandar a los depredadores de los recursos públicos.
El fondo del problema
Aunque la Procuraduría quisiera bajar hasta el fondo del problema, lo tendría complicado porque encontró un expediente resuelto, de miles páginas, que no corresponde al país. Tiene que pasarse tiempo ojeándolo para extraer declaraciones asiladas sin cuerpo suficiente para fundamentar una acusación. Es como leerse la biblia entera para encontrar 10 versículos ambiguos e imprecisos sobre un tema. El espectro de ejecución de contratos con la Odebrecht abarca cinco, casi seis períodos gubernamentales; dos partidos políticos, dos ex presidentes y un presidente actualmente en funciones.
Leonel Fernández e Hipólito Mejía no pueden sacarle plusvalía política al escándalo. Aunque Abinader no ha gobernado, su PRM de perredeístas con experiencia de Estado lo obligan a escudarse detrás de la Marcha Verde.
Y como Danilo Medina está en la casa de gobierno, no va a lanzar piedras sobre su propio tejado... ¿Simple, no?
Por César Medina ;-
lobarnechea1@hotmail.com