Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, 19 de julio de 2017

¡Sin cuento! Sepa lo que implica verdadera represión contra manifestaciones en Europa y EEUU

El tratamiento a las manifestaciones públicas en algunos países europeos y en Estados Unidos marca un gran constaste con lo que ocurre en Venezuela, e inclusive con la forma en que se desarrollan los acontecimientos, donde  para manifestar inconformidad por las políticas públicas desarrolladas desde el gobierno revolucionario y bolivariano realizan actos vandálicos y terroristas, liderados por actores políticos de la derecha, quienes han creado una matriz de opinión dañina en contra del gobierno constitucional.
Ante las diferentes acciones de quemar personas vivas, destrozar bienes públicos, y exigir intervenciones extranjeras, cabe mencionar que ojalá vivieran en países europeos o en los Estados Unidos, donde existen supuestas democracias de avanzada y se hacen llamar países del primer mundo, donde la represión a quienes deciden manifestar públicamente, es realmente “brutal”, pues están obligados a solicitar permiso para realizar cualquier marcha. Deben indicar cuándo, dónde y cómo se llevará a cabo la manifestación, cuál es el recorrido exacto, no deben salirse de lo establecido, porque si lo hacen de inmediato intervienen los cuerpos policiales para dispersar y arrestar a los manifestantes que no cumplieron con lo acordado; si se llega a agredir algún funcionario policial, entonces serán castigados, como ocurre por ejemplo en Francia que por salirse de lo pautado en el permiso se les castiga con pena de tres años de cárcel y si es en Estados Unidos, el país anhelado por los opositores venezolanos, el de “grandes libertades”, se les castiga con hasta 25 años de prisión, según la gravedad de la agresión, pero si aquí en Venezuela se detiene a un agresor, manifestante, terrorista, entonces desde el mismo imperio se le cataloga al Estado venezolano como represor. Recientemente a un ciudadano en país del norte, quien mato en una manifestación pública a un policía e hirió a otro, fue condenado a la pena de muerte sin ninguna contemplación humanitaria.
Igualmente podemos observar que en esos países desarrollados, en las manifestaciones públicas no esta permitido usar capuchas; en Alemania el uso de capuchas es un delito grave que se castiga con un año de cárcel, en España con 30.000 Euros de multas y en Canadá hasta con diez años de prisión. Sin embargo en Venezuela usan capuchas y máscaras sofisticadas los manifestantes sin que ello haya sido motivo para encarcelar, ni multar con dinero a nadie, y por manifestar públicamente desnudo lo cual muchos disociados han realizado en nuestro país, recientemente ocurrió un caso en Alemania, donde además de meter preso a la persona que lo hizo, fue remitido a una evaluación psiquiátrica, al considerarle desquiciado por atentar contra de la moral y las buenas costumbre, y de haber ocurrido en  EEUU, le hubiese tocado pagar 90 días de cárcel, mientras que en Canadá hubiese sido multado con la suma de 5 mil dólares.
La verdad es que parece que las dictaduras, los regímenes represivos están es en Europa y Estados Unidos y no en América Latina y mucho menos en Venezuela que goza de las más amplias libertades democráticas, tanto así que los opositores políticos dentro de su natural inconsciencia colectiva abusan descaradamente llamando a consultas plebiscitarias para deslegitimar al gobierno, desnudándose en manifestaciones publicas, agrediendo a los funcionarios de los cuerpos policiales, desviando las manifestaciones de las rutas acordadas y hasta asesinando a ciudadanos inocentes por el simple hecho de parecerles personas afectas al gobierno.
En este sentido vemos que los gobiernos de estos países que si son verdaderamente represores, no tienen moral para calificar al gobierno venezolano de represor y dictatorial, para decir que las manifestaciones acá son reprimidas brutalmente cuando son los manifestantes los que reprimen al común de la población, pues quien quiera saber de represión que vea lo que ocurre en esos países europeos y en Estados Unidos.