Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

lunes, 17 de julio de 2017

¿Otro censo de haitianos ilegales?

No bien acabamos de concluir un Plan Nacional de Regularización de Extranjeros ilegales en la República Dominicana, en el que solicitaron regularizar su estatus alrededor de 288,000 ciudadanos extranjeros, cuando el gobierno dominicano a través de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) y El Fondo de Población de las Naciones Unidas, anuncian con bombos y platillos una encuesta para cuantificar inmigrantes en la República Dominicana.
El objetivo de la ONU y del gobierno no puede ser más claro ni evidente que la nueva encuesta (que iniciará el próximo mes) determine que hay cientos de miles de inmigrantes ilegales, la mayoría haitianos, que no pudieron registrarse ni acogerse al Plan Nacional de Regularización instituido por el Decreto No.327-13, en el plazo de dos años que se le dio para tales fi nes.
Esa encuesta en lo adelante será el instrumento idóneo que usarán los organismos internacionales para reanudar su ofensiva sobre la República Dominicana y presionar a su gobierno a que se aboque a un nuevo Plan Nacional de Regularización para aquellos inmigrantes que no pudieron regularizar su estatus.
Lo que el gobierno dominicano debió de hacer cuando concluyó el Plan Nacional de Regularización fue ordenar la repatriación a su país de todo aquel extranjero ilegal que no se hubiere acogido al Plan y/o llenado o cumplido los requisitos del Decreto 327-13. No se hizo nada de eso, sino todo lo contrario. Se abrieron las puertas de par en par para que la presión migratoria sobre la República Dominicana aumentara, aplicando una política laxa de control mínimo fronterizo, la presencia masiva de parturientas haitianas copando todas las maternidades del país y la multiplicación de la corrupción en la zona fronteriza con el tráfi co de ilegales.
¿Qué va a hacer el gobierno del Presidente Danilo Medina si la “encuesta” que tan gustosamente está patrocinando junto a la ONU le da que hay un millón o dos millones de haitianos ilegales en el país? ¿Quién va a tener el control de los resultados, divulgación y mercadeo posterior de esa encuesta, la ONE o la ONU? Evidentemente que si la famosa encuesta arroja que hay un millón o más de haitianos ilegales en la República Dominicana, la solución recomendada por la ONU y los organismos internacionales no va a ser que sean repatriados para Haití, ni mucho menos repartidos entre Estados Unidos, Canadá, Francia, Venezuela, Cuba. No. La solución y la exigencia va a ser que República Dominicana tiene que documentar a esos migrantes y darle un estatus migratorio dentro de la República Dominicana. ¿Cómo podemos llamar esta iniciativa? Una trama, una conspiración contra la República Dominicana.
Me da mucha pena que le toque ese triste papel de acompañamiento de la ONU a alguien por quien sentimos afecto y consideración, la directora de la Ofi cina Nacional de Estadísticas (ONE), Alexandra Izquierdo, precisamente discípula y seguidora fi el del Dr. Joaquín Balaguer, quien hace ya muchos años advirtió los planes de fusión RD-Haití que se fraguaban en el exterior.
La directora de la ONE, Alexandra Izquierdo, conforme a la crónica del anuncio público de la encuesta, expresó: “Los resultados de esta nueva encuesta nacional de inmigrantes generará información relevante para contribuir al desarrollo de políticas públicas para la población de inmigrantes y generar soluciones específi cas para sus descendientes, que hoy día tienen un estatus migratorio incierto.” Para la amiga doña Alexandra, los miles y miles de ilegales haitianos que nos invaden por la frontera inexistente e imaginaria deben ser cuantifi cados para resolverle su estatus “migratorio incierto”. Ella, como funcionaria del gobierno, desconoce que conforme a la Constitución, al Fallo 168-13, a la Ley General de Migración, al Decreto 327-13, todo aquel extranjero que esté en la República Dominicana de manera ilegal debe ser repatriado. Para doña Alexandra y la ONU nada de lo anterior, al parecer, tiene valor jurídico en la República Dominicana.
Es una encuesta patrocinada por la ONU la que va a guiar y ser brújula para resolver el estatus migratorio de la oleada de invasores que están ya en cada rincón de la República Dominicana.
Que Dios ampare a esta nación y haga que el pueblo dominicano despierte de la anestesia profunda a la que está sometida ante tantas barbaridades que se ejecutan en contra de su existencia.
Por Vinicio Castillo Semán ;-