Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

jueves, 27 de julio de 2017

¿Hacia una sociedad de parásitos?

Es muy acomodaticio el pretexto de algunos jóvenes bachilleres de no seguir sus estudios en la universidad porque no se quieren visualizar, al graduarse de profesionales, en un empleíto “de 8 am a 5 pm”.
No todo puede ser pesimismo a la hora de elegir una carrera universitaria, porque el futuro dependerá de la vocación y la aptitud del profesional para enfrentarse a los retos del ofi cio que ha escogido.
Nadie oculta que muchas esperanzas de los jóvenes profesionales que han cumplido una carrera universitaria se han desvanecido al no encontrar trabajo u ocupación en las áreas de sus competencias.
Y es verdad que muchos de ellos se han visto forzados a emplearse en otros ofi cios, como taxistas de Uber, motoconchistas o lo que sea, incluyendo un empleo de 8 am a 5 pm, de seguro que en el gobierno o en una empresa privada.
Pero aun cuando esto último sea el caso de muchos, lo importante es alcanzar la capacitación profesional que le permita dominar los elementos de una actividad productiva o lanzarse al reto de una innovación o emprendimiento, basado en las destrezas logradas en la formación universitaria o técnica.
El problema no es el horario. ¿Cuántos no quisieran pasar más de 12 horas entregados al ejercicio de su vocación y no solamente las del horario “de 8 am a 5 pm”? Lo importante es la capacitación, la actitud positiva para sacarle al aprendizaje el mayor de los provechos, la aptitud para trabajar bien la materia profesional para la cual está preparado, y servir a la sociedad, no pensando solamente en cuánto dinero deja esta o aquella profesión.
Que ha sido el error de muchos, al privilegiar más el “tener” que el “ser”.
El escudarse en la insostenible excusa de no querer continuar sus estudios universitarios bajo la creencia de que más allá de la carrera no encontrarían sino un empleo –o un empleíto, como dicen- “de 8 am a 5 pm”, es cansarse a destiempo.
Tenemos que romper con esta mentalidad y este esquema pesimista, antes de que el contagio llegue lejos, tan lejos como para convertirnos, a la vuelta de pocos años, en una sociedad de parásitos, no por culpa del “de 8 am a 5 pm”, sino por aquellos que no quieren estudiar, ni quieren realmente trabajar, sino ganarse el dinero fácil, rápido, a cualquier costo.
Tomado del editorial de
¿Hacia una sociedad de parásitos?
de la fecha