Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, 21 de julio de 2017

El PRM deberá hablar bonito

HABLAR BONITO. Los representantes del PRM ante el Consejo Nacional de la Magistratura van a tener que hablar más bonito para convencer a la opinión pública de que no hubo cambios en el Tribunal Superior Electoral. Que otras caras, que otros nombres y apellidos, pero que en el fondo todo igual. El mismo PLD dueño de la pelota, el bate y la trocha. Y deberán esforzarse más, pues la culpa no podrán echársela a los consejeros oficiales. La gente  observa y se forma su opinión, y la gente vio que el senador José Paliza y la diputada Josefa Castillo se sintieron en sus aguas, sin fastidio, y tan tranquilos en la transmisión que nunca salpicaron.
Contrario a esos niños que si los dejan bañarse solos hacen un reguero. Si se apropiaron del escenario, justo era que también del resultado. Decir ahora que el gobierno tomó para sí todas las cartas, estando como estaban en la mesa, no es una posición honesta, seria, consecuente. Existían las condiciones y ellos recibieron un mandato, y no solo de su partido, sino de una comunidad mayor, para  procurar una justicia electoral más apropiada.
GALLOS Y GALLINAS. No tiene sentido insistir tanto en la convocatoria del Consejo Nacional de la Magistratura para ahora decir sin rubor las sacrosantas palabras, oídas en tantos templos y ocasiones diversas,  de que “no llenó las expectativas”. No puede acudirse al manoseado cliché de que cantaron como gallos y pusieron como gallinas, pues en el caso hubo gallos y hubo gallinas. Aunque sí resaltar un hecho marginal. El de vestirse elegantemente para ir a un matadero.  Pues no fueron más que ovejas de sacrificio. ¿Cómo defender su fracaso acusando a los nombrados  de  peledeístas, si tuvieron tiempo y oportunidad de evitarlo? Si las identidades fueron sometidas a un proceso de preselección, muy riguroso -según se dijo-, era con el propósito claro y determinado  de depurar esas listas.
CASI FORFAIT. En estos casos se busca consuelo repitiendo una frase de origen  bíblico de que no se debe llorar ante la leche derramada. Sin embargo, la cuestión va más allá del suelo. Lo que hicieron los representantes del PRM fue peor, e inexplicable. Como en un juego de volibol le pusieron al gobierno el balón a la altura de la malla, de manera que pudiera rematar, y parece que lo hizo de formas admirable, si se consideran las quejas de los consejeros de oposición. Ahora, si eso fue así, y era previsible ¿por qué no se exhortó o se promovió para que profesionales del derecho sin militancia conocida se inscribieran y participaran como potencial personal de recambio? Si dejó la cancha a los parciales del gobierno, y no hizo suficiente para dificultar el juego, que no haga querella. El resultado puede interpretarse como forfait.
¿AHORA QUÉ? Nada, lo mismo. El perro dio vuelta sobre sí mismo tratando de morderse la cola y no pudo. El país pensó en un avance institucional, en un consenso de altura, con la selección de los nuevos miembros del Tribunal Superior Electoral, y los consejeros de la oposición confiesan frustración. Entonces no hay más nada que hablar. Una instancia menos a la cual acudir, una alta corte ante la que no deberá recurrirse, y el PLD mantiene su hegemonía en los órganos del Estado. Aunque en la ocasión no deja de ser curioso que se descalifique el TSE antes de este juramentarse o asumir funciones. En un tiempo en que coger “fiao” está de moda y es el medio más efectivo de comercio, a los nuevos magistrados no les dieron ni el crédito de la duda. Aunque habrá que ver si la opinión de los consejeros José Paliza y Josefa Castillo se impone, se desluce el proceso y el PRM ejerce venganza de tanda extendida.
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do