Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, 25 de julio de 2017

El “botón de pánico” de Santiago

La instalación de “botones de pánico”, o equipos electrónicos para encender alertas, ha sido una de las innovaciones que ha empleado la Alcaldía de Santiago para complementar sus programas de seguridad ciudadana.
Estos botones son usuales en muchas capitales modernas del mundo, y están diseminados por diferentes zonas estratégicas de esas ciudades para facilitar al ciudadano la comunicación inmediata de un problema público.
 Podría tratarse de un accidente, un caso de atraco o fechoría delictiva, cualquier situación que amerite una respuesta de emergencia en el lugar o los alrededores de donde están instalados estos aparatos.
 El de Santiago se encuentra en el área del Monumento a la Restauración, pero el plan del alcalde Abel Martínez, quien en su corto tiempo en el ejercicio ha demostrado mucha vocación innovadora, es multiplicar los “botones de pánico” por toda la ciudad.
 Es casi una especie de 911 municipal, aunque ya ese servicio de atención de emergencias, que funciona por vía de los teléfonos, se encuentra activo en la segunda ciudad más importante del país.
 Los “botones de pánico” pueden ser útiles auxiliares en todo el esfuerzo que hagan el gobierno central y los gobiernos municipales para la seguridad ciudadana.
 El equipo de Santiago funciona conectado a un centro de mando en la misma sede del ayuntamiento, desde el cual se monitorea todo movimiento alrededor del “botón de pánico” para actuar con prontitud frente a las emergencias.
 Ese centro de mando, que trabaja 24-7, dispone de cámaras de vigilancia en distintas zonas de Santiago, independientes de las que usa el 911 y la Policía, y a través de ellas se monitorea el desenvolvimiento del tránsito, el de los transeúntes en las calles, el de los visitantes a los parques públicos y otros espacios.
 Ha sido esta una excelente iniciativa, como tantas otras, que ha venido implementando el alcalde Abel Martínez para poner el orden en Santiago, en todos los sentidos. 
Tomado del editorial de
El “botón de pánico” de Santiago
de la fecha