Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, 21 de junio de 2017

El golpe de Estado suave

La psicosis del golpe de Estado blando o suave ha estado inquietando a los gobiernos que son repudiados, en las calles, por movimientos sociales que preconizan el cambio sin violencia.
En los últimos tiempos, al menos tres gobiernos latinoamericanos, el de Ecuador, Bolivia y Venezuela, le han dado categoría de conspiración a esos movimientos, que parecen inspirados en la doctrina de “la política de la acción no violenta” del fi lósofo y politólogo norteamericano Gene Sharp.
Sharp, cuya fundación Albert Einstein ha sido acusada de aleccionar las llamadas “revoluciones de colores” que han destronado regímenes autocráticos, dictatoriales o falsamente democráticos, ha descrito las cinco etapas que, inconfundiblemente, abren el camino hacia un golpe de Estado suave o blando.
Pese a que han sido muy difundidas en los medios de comunicación, vale la pena recordarlas.
Son estas: “Primera etapa: Llevar a cabo acciones para generar y promocionar un clima de malestar. Entre dichas acciones destacan la realización de “denuncias de corrupción y la promoción de intrigas”.
Segunda etapa: Se procedería a desarrollar intensas campañas en defensa de la libertad de prensa y de los derechos humanos acompañadas de acusaciones de totalitarismo contra el Gobierno en el poder.
Tercera etapa: Esta fase se centraría en la lucha activa por reivindicaciones políticas y sociales y en la promoción de manifestaciones y protestas violentas, amenazando las instituciones.
Cuarta etapa: En este punto se llevarían a cabo operaciones de guerra psicológica y desestabilización del Gobierno, creando un clima de “ingobernabilidad”.
Quinta etapa: La fase fi nal tendría por objeto forzar la renuncia del presidente mediante revueltas callejeras para controlar las instituciones, mientras se mantiene la presión en la calle. Paralelamente se va preparando el terreno para una intervención militar, mientras se desarrolla una guerra civil prolongada y se logra el aislamiento internacional del país”.
Tomado del editorial de
El golpe de Estado suave
de la fecha