Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

martes, 30 de mayo de 2017

Julepe con acusados Odebrecht

La Procuraduría ayer zangoloteó la paila noticiosa. Ya le quitó la chambra al expediente Odebrecht y a más de uno le dio un soponsio o cuando menos teriquitos cuando llegaron los grises. Ya no hay pindilú que pare la velada matinal. No descarto que en los forcejeos hubo  cocotazos, alguna trompá y que saltaran  bofetás, porque en el rebú hay acusados cocotuses que tienen  lambones en  nómina.
Desde la madrugada inició la chercha. La gradería estaba de  fiesta con el julepe gratis. Quieren las detenciones  por cecË no en bojote para que dure más. Los comandos fiscales lo habían divulgado y desde que despuntó el día salieron brisiaos a los diferentes domicilios. Iban como una pedrá, ni frenaban en los semáforos.
Presurosos se deslizaban como un chele  por las vías públicas; corrían a millón a cumplir con su deber histórico; se desplazaban como la jon del diablo para evitar fugas. Estuvieron muy atariaos remodelando el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, se adelantaron  para evitar  los boches de los  cuchumil acusados.  Tenían que  evitar la guachipa que produce la cárcel. Esos tupernes ya no soportan ñañaras ni saranana.
En los interrogatorios iban como un zepelín, del expediente al teléfono,  para determinar quién le metió una guayaba en los interrogatorios porque es una  pila de acusaciones las que deben dilucidar.
Aunque se puede afirmar que el expediente por los sobornos de Odebrecht está alitraneado. Son nombres de bandos distintos. Se presume que las sentencias serán a la garata con puño. Por eso uno que otro juez salió empitao evadiendo la piñata. Estamos en la  primera parte del reperpero. Alegarán que hay apresados hay para fuñir y que el Procurador es un allantoso; un comparón que le sirve a la reelección. 
Los acusados no estaban pepillitos cuando la justicia tocó a sus puertas. Saben que no tiene prigilio lo cometido, pero serán sacaliñadores alegando que sirvieron al Gobierno. La gente está pendenciando para saber si le entran como a la conga o están relajando. No obstante lo afirmado por el procurador Jean Rodríguez, parece que no están todos los que son ni son todos los que están.
El magistrado está tiñoso con su cobertura. Nada más llega al 2010. Si con Brasil negoció hasta ahí,  con eso acalla los reclamos de la gleba. Sin embargo, acusar no es probar aunque el allante sea parte del pleito.
Puede ser un alud lo que arrancó ayer
Por Alfredo Freites ;-
alfredofreitesc@gmail.com