Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

jueves, 27 de abril de 2017

Melanio en el CC

DÍAS DE PODER.- La mejor muestra de que el PLD crece como la verdolaga, no es la cantidad de miembros de sus organismos, sino la falta de parqueos. No es que el número de integrantes del Comité Central se cuenta en más de 600, sino que todos andan y llegan montados. Quedan muy atrás los tiempos en que el líder se desplazaba en un Lada, o los militantes de a pie decían ¡derecho!, fuera tomaran concho en la Independencia o en la Bolívar. Ese efecto demostración se comprueba cada vez que se convoca o realiza una actividad de dirigentes en las remodeladas instalaciones de la Casa Nacional.
El sábado pasado, por ejemplo. Esa fue una de las tantas quejas calladas: Hubo que dejar la jeepeta lejos y caminar un buen trecho. Aunque ese no fue el caso de los compañeros que se precian de jefecitos y se mueven con guardaespaldas y chofer. Incluso esa situación dio lugar a medidas de contención y seguridad, como fue recluir las escoltas en un salón contiguo y evitar la confusión de que votaran. El protocolo fue sumamente cuidadoso y estricto, y para esos fines se utilizaron las máquinas de registro de la Junta Central Electoral…
EL PADRONCITO.- El celo fue excesivo en ese sentido, tanto que senadores y diputados se fastidiaron al no aparecer en la lista, ya que no son miembros de pleno derecho del Comité Central, sino que gozan de esa distinción mientras ocupen el cargo. Tarea pendiente, pues, la de actualizar el padrón del CC, ya que en principio se dice que son 635, pero habría que descontar los que se fueron o fallecieron. Interesante que se quiera elaborar un registro general de militantes y no se sepa el número exacto de los integrantes de un órgano tan importante como el Comité Central. ¿De quién la culpa, o el descuido, de la Secretaría General o de la Secretaría de Organización? En todo caso una situación a resolver, si como se acordó, el CC se reunirá con mayor frecuencia: Una vez cada tres meses, y al parecer ya se tiene prevista la próxima convocatoria. No debe olvidarse que se aprobaron cuatro reglamentos y faltan tres a la espera de que se sancione la Ley de Partidos. Incluso, y conviene adelantarlo, será entonces que se sabrá si el gas del CC pela…
CARA DE HAMBRE.- La reunión del Comité Central del pasado sábado pudo haberse resuelto en un dos por tres si Melanio Paredes no interviene y alarga los debates. Los compañeros del interior del país lo miraron con malos ojos, pues aunque había refrigerio, si se extendía la discusión iban a tener que buscarles cena. Era gente que salió de sus pueblos a las seis o siete de la mañana y está acostumbrada a comer pesado. Leonel Fernández fue que salvó con la campana, pues asumió la moción de Paredes, pero fue para incluir dos reglamentos más y dejarlos para una próxima convocatoria. Aunque una cosa debe ser dicha. Cuando sea, habrá garata, y el transcurrir no será tan calmado, pues esos serán puntos cruciales. Es decir, que tomando de excusa la legislación en curso se aplazó la verdadera contienda. Lo electoral no solo tiene que ver con la competencia entre partidos, sino con los procesos internos. Los mecanismos de democracia adolecen de grandes fallas, y si no se corrigen motu proprio, deberán imponerse desde fuera. El núcleo de Paredes se llama Más Democracia, y no solo lo plantea pensando en el país, sino en el PLD…
MELANIO SOLO.- Melanio Paredes de seguro estará golpeando un saco de arena, entrenándose como pobre para la próxima oportunidad en que deberá lidiar a fondo para que se aprueben sus puntos de vista. Puntos de vista de él solo, y constituye toda una cruzada. Solo hay que considerar que acudió al llamado de la comisión bicameral por su cuenta, sin atender posiciones de partido. El Comité Político del PLD nombró una comisión de estudio de la Ley de Partidos y Electoral, y esta irá al Congreso Nacional a llevar sus observaciones. Paredes no pertenece al CP, pero se vería mal que sus propuestas sean diferentes o contrarias a la de su organización. Que mientras Leonel Fernández y Danilo Medina asumen la situación de manera institucional, Paredes haga de renegado, monte trinchera y luche por su lado. Los que observan desde dentro temen que el desenlace no sea el mejor, y que si El Hombre de Haina no se contiene, no le corresponderá el infierno, pero si el purgatorio. ¿Acaso no se habla ahora en el PLD de disciplina?...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do