Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

domingo, 30 de abril de 2017

Derecho a equivocarme

Hoy quiero pedir que se respete mi derecho a equivocarme. Tengo muchos amigos identificados con  el denominado movimiento verde. Ellos creen tener TODA LA RAZÓN.  No se equivocan, que bueno. Pero creen que quienes no coinciden con ellos sí lo están, y por eso son ‘vendidos o bocinas del gobierno’. No creo en ese movimiento.
 Por eso he pedido a varios de esos amigos que me respeten el derecho a estar equivocado. Le respeto su verdad. Pido que respeten la mía. Me identifico con el objetivo de alcanzar el fin de la impunidad y la corrupción.
Creo que el 100 por ciento de los dominicanos quiere que esto se logre.  Pero sucede que en las marchas “dizque” organizadas espontáneamente, para llegar a esa meta, hay planteamientos y objetivos diferentes.
Ahí, en ese movimiento, hay gente que pretende alcanzar, con esas marchas, la salida del poder de Danilo Medina, aunque hace apenas un año que 62 de cada 100 ciudadanos votó por el gobernante. Por eso, al reclamo de justicia y castigo a la corrupción han agregado la salida del poder del Presidente, “por la vía que sea”, como afirman algunos. Por eso, en cada una de las marcha móviles que se realizan, los voceros principales son los candidatos presidenciales perdedores de las pasadas elecciones. Por eso llevan carteles en los que presentan a Danilo Medina, Agripino Núñez Collado, Manuel Estrella, Hipólito Mejía, con uniformes a raya y detrás de unas rejas.
Es su derecho de querer llegar al poder por el camino que mejor les convenga.  Sin embargo, hasta el momento, las elecciones han sido el mejor camino seguido desde l965 a la fecha, para alcanzar la estabilidad que disfrutamos.
Es cierto que aún no hemos alcanzado el anhelado desarrollo y todo el bienestar que deseamos, pero sigue siendo la mejor fórmula para que sigamos optando por el gobierno que mejor nos convenga. Si nos equivocamos, tenemos el derecho de prepararnos para, en cuatro años, buscar algo mejor.
Lo que no nos convendría sería crear inestabilidad, como la que vive hoy  Venezuela, o impulsar conflictos como los que padecen algunos países centroamericanos y de naciones de otras regiones del mundo. Si estoy equivocado, porque quiero seguir viviendo en la tranquilidad en que se desenvuelve mi país,  a pesar de los “bolsones” de violencia y delincuencia, deseo que se me respete ese derecho. Quiero seguir en mi país con un gobierno democrático, que respeta el derecho de opinar, de marchar, sea con verde o amarrillo. Un gobierno que no  cierra programas porque le critiquen, ni manda a meter preso a quien critica sus acciones, aunque, de verdad, muchos lo merecerían, no por disentir, sino  por lo irrespetuoso que son. Insisto en que, como todos los dominicanos, deseo se haga justicia y se castigue a los corruptos y desaparezca la impunidad. Pero, reitero, no quiero ser dirigido por oportunistas, que apoyan sus aspiraciones individuales, en demandas generales. Por eso pido que respeten mi derecho a estar equivocado y a no sumarme a un movimiento que pregona consignas distintas a los planes reales que profesan internamente.
Por Tomás Aquino Méndez ;-
tomas.mendez@listindiario.com