Menu

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

sábado, 25 de marzo de 2017

Medios a medias

Hacer uso incorrecto de un medio de comunicación es  menospreciarlo.  Su gran estelaridad se minimiza cuando las ideas y las palabras no honran el fundamento de su existencia. 
Por tanto, lo que se escribe, lo que dice, lo que se muestra, debe ser esencialmente útil para quien lo recibe.
Los medios de comunicación se idearon para entretener, divertir, educar, informar, etc. Cualquier otro uso es banalizarlo y usarlo a medias.
Actualmente en nuestro país los medios de comunicación no andan bien. Se dicen cosas que desbordan sus límites. A veces porque el lenguaje no es el mas apropiado y la carga de obscenidades es extraordinaria, y otras veces porque sin ningún miramiento se desmerita sumariamente a cualquier persona.
Los medios de comunicación no deben ser depósitos de basura. Tampoco deben ser tribunales para sentenciar reputaciones.
Deben estar al servicio del bien y no del mal.
El filtro de la radio y la TV debe ser del mismo tamaño de la honra de quienes la dirigen. La norma de un medio no debe ser la vulgaridad, como ha dicho el periodista Miguel Guerrero.
Si cada quien recibe lo que merecen sus palabras y sus acciones, el repudio colectivo debería ser la recompensa para los que han hecho de este recurso una norma.
El crédito moral de la radio y la TV se ha deteriorado gracias a los que dicen y hacen  lo que quieren sin el menor pudor. Los espacios mas populares susentan su contenido en aspectos que a veces no llegan ni siquiera a lo mediocre.
Los modelos de éxitos están signados por el adocenamiento. Las ideas no brillan por su grandeza, sino por su torpeza. Mientras menos valor tiene lo que se muestra o se dice, mayor es el júbilo del espectáculo.
Por Heddel Cordero ;-