Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

miércoles, 1 de marzo de 2017

Las “expectativas”

Aquí habita un conglomerado político insulso, simplista, holgazán y carente de iniciativa... Repite siempre como papagayo las mismas expresiones huecas detrás de cada discurso memorable del Presidente de la República, sin importar quién sea ese Presidente o el partido al que pertenezca.
“... No llenó las expectativas”, es una expresión vacua que pretende decir que un discurso no satisfizo la voluntad de una mayoría imaginaria que sólo existe en su cabeza...
Y esa frase la vienen repitiendo los políticos desde que cayó la dictadura de Trujillo, hace 56 años. El propósito es descalificar lo que haya dicho un Presidente, sin el menor análisis valorativo de sus palabras. El último caso es la alocución de Danilo Medina ante la Asamblea Nacional el pasado lunes... No bien acababa el Presidente de hablar, escuché y vi a legisladores de la oposición, decir que el discurso “no llenó las expectativas”, sin entrar en detalles sobre las “expectativas” a las que se estaba refiriendo.
Uno supone que hablaba del caso de Odebrecht y las presiones que recibe el Gobierno para que no haya impunidad en un escándalo de corrupción donde la propia empresa ha admitido haber pagado 92 millones de dólares en coimas para obtener contratos de obras de infraestructura.
O tal vez a la construcción de las dos plantas a carbón de Punta Catalina, que dicen fue sobrevaluada y amañada la licitación para su adjudicación a la propia Odebrecht.
¿... Y qué dijo Danilo?
Si fuera ese el caso, habría que ver hasta dónde llegaban las expectativas opositoras porque más de lo que dijo el Presidente no se podía decir de un caso que se mantiene en la fase secreta del sumario en Brasil y en los Estados Unidos y que por rigor forense no se promete información antes del mes de junio. El Presidente fue categórico: no permitirá impunidad porque en su gobierno no hay vacas sagradas; garantizó que el Ministerio Público actuará con independencia para recuperar los bienes defraudados; que tendremos el privilegio de recibir información privilegiada un mes antes que el resto de los países involucrados y que negociamos el mejor convenio posible con Odebrecht para que devuelva al fisco el doble de los 92 millones que dijo haber pagado en sobornos, 184 millones de dólares.
El Presidente fue sincero en su exposición al señalar que su gobierno ha actuado como ningún otro para transparentar la función pública, aunque reconoció que la corrupción es un mal endémico no sólo de la sociedad dominicana sino de estos tiempos en casi todo el mundo como consecuencia del resquebrajamiento de los valores personales, el facilismo, el afán por el enriquecimiento fácil... Danilo dijo sobre el escándalo de Odebrecht todo lo que podía decir un Presidente responsable que tiene que actuar con prudencia. Porque, como bien observó, el mejor aliado de la impunidad suele ser siempre la acción precipitada de las autoridades.
... Lo de Punta Catalina
Al explicar los intereses que conspiran desde un principio con las plantas de Punta Catalina, no se le podía exigir mayor transparencia... Lo dijo todo, y quizás un poquito más de lo prudente a partir de que una comisión designada por él investiga la adjudicación y construcción de esa obra.
“Permítanme ser bien claro en esto: en la actual situación (...) siempre hay unos pocos que se benefician. Y algunos de ellos son ahora los que se apresuran a decir que se pare Punta Catalina”, dijo el Presidente. Reveló que entre el año 2004 y el 2016, el Estado gastó en transferencias al sector eléctrico 11 mil 406 millones de dólares que llevado a pesos dominicanos equivale a más de 536 mil millones...
... El torniquete para detener esa sangría ólo dijo Danilo con otras palabrasó es precisamente Punta Catalina.
¿Querían que dijera más...?
Por César Medina ;-
lobarnechea1@hotmail.com