Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

sábado, 11 de marzo de 2017

Dinero del exterior

RECURSOS DE FUERA.- En el fragor de la lucha a favor y en contra del fallo del Tribunal Constitucional, la facción nacionalista denunció que el bando contrario recibía fondos del extranjero que no declaraba y que tampoco se registraba para tales fines. El punto quedó como improperio y nunca se aclaró, aun cuando las campañas continuaron, ganándose unas y perdiéndose otras. Ahora surge la discusión sobre la financiación de los partidos, de los políticos y de los candidatos, y la confusión se pone en pie de guerra.
El frente opositor canta victoria, tal vez de manera apresurada, pues cree haber cogido en falta al Gobierno. El testimonio es de un tercero, en este caso brasileño, que declaró que el dinero de Odebrecht sirvió a la causa de Danilo Medina. La reacción oficial no se dejó esperar, pero no parece la más feliz. Reynaldo Pared respondió de oídas, sin tener el texto a mano, e hizo más mal que bien. Al decir que no hay nada malo en aceptar donaciones, reconoce que las hubo, y el presidente Medina emplazó a cualquiera que demuestre que se benefició con recursos de la transnacional…
TIRA A MATAR.- El Gobierno parece que no se está dando cuenta de que una parte de la oposición tira a matar, aun cuando su puntería no sea buena. Esa iniciativa de boca de interpelar al presidente Danilo Medina empuja el debate a circunstancias mayores. Ya no serían los sobornos de Odebrecht, sino una conspiración política en forma. Aunque guardando las proporciones. Una cosa es el escarceo y otra la oportunidad. La interpelación o juicio político no se haría en el parque La Lira o Independencia. Tendría que ser en las cámaras, y en esas instancias el blindaje sería superior para enfrentar cualquier potencia de fuego. Incluso con resultados contrarios al propósito. El ministro Administrativo habló, pero antes lo había hecho el CONEP, e igual FINJUS, dos organizaciones de sociedad civil de relevancia innegable. Los empresarios resaltan la importancia de la estabilidad en el proceso de desarrollo, y se niegan a aceptar como válida cada denuncia que se hace. Las llamadas fake news. La Fundación se cuida y protege los procedimientos. Entre las dos estarían diciendo en términos de la calle: No somos locos…
PALOMAR, PALOMAS.- El Gobierno tiene voces, pero no suficientemente afinadas para montar un coro. Se vio esta semana y en un solo día. Lo que declaró el presidente Danilo Medina no se correspondió, con lo que a su vez dijeron Roberto Rodríguez de Marchena (de que no supo a qué se dedicaba Joao Santana) y Reynaldo Pared –de que no era ilegal aceptar donaciones de personas o empresas extranjeras--. Gobierno y partido apoyan las investigaciones del Procurador General de la República, pero se mantiene la pregunta, y es un elemento principal: ¿Actúa el alto funcionario por su cuenta y riesgo? La gente lo duda, y no es malo que lo dude. Se sabe del palomar, pero ¿quién cuida las palomas?...
HORNO, GALLETITAS.- Cada día se aprende algo nuevo, o se corrige un error. Vean si no: Estimado Orlando: Cuando en el imaginario colectivo de un pueblo una expresión toma cuerpo, aun este equivocada, es difícil convencerlo de lo contrario; tal como sucede con la expresión “El horno no está para galletitas” que usaste en el último párrafo de tu columna de hoy, viernes 10 de marzo, queriendo significar que la situación por ti analizada está muy caliente. Pero la realidad de la panificación es totalmente diferente. El horno para las galletitas se usa más caliente, pero mucho más caliente, que cuando se hornea pan. Provengo de una extensa familia de productores de pan, y en la década de los 80 fui el principal dirigente del sector. Primero como secretario general de la Asociación Industrial de Dueños de Panaderías y luego como presidente de la Asociación Dominicana de Panaderías. En la panadería de la familia, que tenía dos hornos de ladrillos y usaba leña como combustible cuando terminábamos de hornear las galletas el horno quedaba tan caliente que sin volver a meterle leña podíamos hornear todo el pan. Como tu columna es lectura obligada para todos espero que esta aclaración le llegue a los periodistas y articulistas que escriben en los periódicos y a partir de ahora digan “El horno está para galletitas”. Atentamente, Félix Hirujo.
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do