Menu

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

jueves, 9 de febrero de 2017

Lunes del Partido

Los lunes eran días propios de zapateros, pero igual de artesanos y trabajadores de oficios menudos que recesaban el inicio de semana. En los pueblos de la República se sabe lo que hacían estos humildes servidores cuando todavía no existían las ciudades y los lugares no superaban la aldea. El PLD, sin embargo,  tomó para sí la jornada, y ahora los lunes son del partido morado. Y parece que el día se presta a la política, pues otras organizaciones también realizan sus reuniones de dirección los lunes, y lo mismo los grupos o tendencias.
La Otan del PLD hace coincidir sus almuerzos con las convocatorias del Comité Político. El primer lunes de cada mes, del modo que la Iglesia usa el primer viernes, aunque no sea igual el fervor ni la puntualidad de la feligresía. El CP por demás lleva una vida relajada, y cualquier evento o situación sirve de excusa para brincarse la fecha.
El pasado día 6 no sería la excepción, no había cita convenida, hasta que se decidió un día antes. ¿Qué motivó la urgencia, la emergencia? Se supone, pero que nadie piense que fue el reglamento...
Sí intriga la razón de la convocatoria, mas, cuál de sus dirigentes alentó el encuentro. Si el Presidente de la República, el presidente del partido o el secretario general. No sobra decir, y esta columna lo había adelantado, que existía el propósito de enviar una carta a la alta dirección del partido solicitando una reunión del Comité Político. De ser así, y si fue por ahí que le entró agua al coco, entonces ni Danilo Medina, ni Leonel Fernández ni Reinaldo Pared, puesto que les era dable conversar entre ellos, y decidir una junta que desde fuera se juzgaba crucial, y que después de realizada se calificó de trascendental. De manera independiente, miembros de este organismo hablan de defender al Gobierno, y la primera voz que se alzó con ese propósito fue Bautista Rojas Gómez --Bauta--, de reconocida filiación leonelista. Aunque también ocupa una posición en la actual administración. El PLD, a golpe de sus palabras, estaría en ánimo de echar la pelea y no dejarse pegar contra la pared, como el combatiente indefenso que se entrega al enemigo...
¿De qué o de quién va el PLD a defender al Gobierno? Se sabe ahora que Odebrecht no asusta a los miembros del Comité Político, pues no solo reconocen el trabajo que lleva a cabo el Procurador, sino que pidieron que lo profundice. Cuando se le dice que profundice, se le está pidiendo que no se quede ras de tierra, y a ras de tierra es lo que está arriba, lo último, y lo último y lo que está arriba es lo que contrató el gobierno de Leonel Fernández y Danilo Medina. Si entierra la pala hasta abajo y saca tierra de lo más hondo, también saldrá lo que se aprobó e hizo en la gestión de Hipólito Mejía. El expediente seguirá su curso e irá a la justicia, pero el PLD no lo hará políticamente desarmado, y más tarde o más temprano el caso Odebrecht pasará al plano de los partidos o de los candidatos. Como sucede en los demás países. En Colombia cayó de primero uno de Álvaro Uribe, pero ahora un fiscal tira a las patas de los caballos la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos. Y no por capricho, sino por revelación de un ex senador..
El proceso contra Odebrecht es el mismo en todos lados, y matices apartes, después de la codicia, va la política. El Procurador dominicano no sabe algo que es importante y que entendieron sus pares de otros países. Puede interrogarse a quien sea, sospechoso o colindante, y se conocerán situaciones, pero lo verdaderamente importante llegará vía reo. Lo único que quiebra a una persona imputada de un crimen es la cárcel. Desde que lo ponen bajo reja, dice tanto que hay que mandarlo a callar. Otto Bula dijo en Colombia, y sea por negociación o desquite, metió al medio la reelección de Santos; y como no hay nada que le guste el dinero ilícito o malhabido que la reelección, el presidente colombiano es un objetivo, o de investigación o de distracción. El PLD dio la cara, o va a darla, y los que guardaban piedras en la mano tienen ahora la oportunidad. Los que querían politizar la protesta, tienen todo el derecho a moverse en la cancha. Pero que marquen puntos, y mucho más que chequeen si no tiene hechas, porque en una confrontación política abierta, la cuestión se resuelve en sí misma: el que esté libre de pecado...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do