Menu

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, 27 de enero de 2017

Amarres en la LMD

MUCHO A POCO.- El resultado de la elección en la Liga Municipal Dominicana, de 109 a 30 a favor de Johnny Jones, revela que  Neney Cabrera fue siempre Pilarín, y como Pilarín soñó con un triunfo que siempre estuvo distante de sus manos. 30 alcaldes tiene el PRD, 30 votos obtuvo Cabrera. Hizo sin duda el trabajo, solo que Jones se le había ido delante, y no era tan fácil echar de lado ese compromiso o desconocer una convivencia de seis años. No era asunto, como a veces ocurre, de decidir entre  malo conocido y bueno por conocer. Jones se compenetró con los peledeístas, y estos lo  asumieron desde el principio como propio.
Al extremo de confiar más  en el reformista que en Ignacio Ditrén, carne de su carne, sangre de su sangre. El candidato natural del Partido de la Liberación Dominicana.  Sin embargo, hay que reconocer el talento de Cabrera y  Ditrén, pues utilizaron hábilmente la prensa y dieron a entender que los días de Jones en la LMD estaban contados. No lograron su cometido, pero por lo menos le enturbiaron el agua a Jones, y éste para bebérsela tuvo que moverla y dejar que se asentara...
EN PERIÓDICOS.-  La historia habrá de contarse, y no por el desenlace, sino por el suspenso de meses. Johnny Jones tenía amarrada su continuación en la Liga Municipal Dominicana, y solo era cosa de esperar la fecha, hasta que se apareció Neney Cabrera con un papel en blanco y dando por segura su elección. En los periódicos la estrategia le funcionó, pero no en el PLD. Desde que dijo que la Liga era parte de los acuerdos con Miguel Vargas, cavó su fosa, pues provocó que Reynaldo Pared le saliera al frente y negara el compromiso. Desde ese momento Cabrera debió recogerse e intentar vías alternas, calladas, y posiblemente más seguras. Sin embargo, volvió sobre sus pasos, siguió huellas que debió haber borrado, y la reacción fue la misma. Ni que Reynaldo Pared lo estuviera acechando. A Cabrera se le advirtió que sin prueba firmada, o llevándole la contraria al secretario general, nunca conseguiría el respaldo del oficialismo. Pero como todo Pilarín, andaba insomne, y la realidad le pasaba por el lado y él seguía entre sueños...
CHINOS Y DE CAMINO.-  Neney Cabrera se convence fácil, o sus aspiraciones eran tan sentidas que deliraba, pero ahora se comprueba que quedó atrapado entre cuentos chinos y cuentos de camino. Unas veces los contaba él y en otras compañeros del PRD de su cercanía. Por ejemplo, aceptaba en la intimidad que no existía acuerdo escrito o que la Liga Municipal Dominicana no era de los puntos discutidos entre el presidente Danilo Medina y  Miguel Vargas. Pero al mismo tiempo se corregía, y decía que tampoco la Cancillería, o el ministerio de la Mujer, o el Seguro Social, o el Idecoop, o la Autoridad Portuaria. Es decir, que cualquier cargo no suscrito podía ser posible, y en ese espacio se movía, como el cristiano que se confía en la gracia de Dios sin nunca haber hablado con Dios. Igual unas conversaciones entre Vargas y Leonel Fernández en La Romana, e incluso ese negocio político daba lugar a un triángulo con la participación del  jefe del Estado. Ese fue un error y un error grave, pues lo que se habla con un presidente no se divulga a menos que este lo autorice...
GENIO TÁCTICO.-  La fórmula del dos y dos que se atribuyó a Leonel Fernández fue otro error táctico. Todo el mundo sabe, incluyendo los peledeístas, que el dos y dos es de factura perredeísta. Nadie olvida que fue una de las tantas expresiones del “genio táctico” de José Francisco Peña Gómez, y que incluso Joaquín Balaguer, conociendo esa debilidad, quiso sorprenderlo en la crisis postelectoral del 1994. Le propuso el dos y dos en la presidencia de la República. Con la especie quiso vincularse a Fernández en un negocio que no le convenía, pero no por el dos y dos, sino porque podía enfrentarlo al presidente Danilo Medina. ¿Fernández aliado ocasional de Miguel Vargas, y con exclusión del mandatario? Pero ¿a quién se le ocurre? No sé cuanto quiere Fernández a Ditrén en lo personal, pero se hace cuesta arriba que tomara riesgo político para que éste fuera secretario general de la Liga Municipal Dominicana. ¿Cambiar la potencial candidatura a la presidencia de la República por la secretaría de la LMD para un subalterno? No creo que eso le pasará por la cabeza al presidente del PLD...
Por Orlando Gil ;-
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice