Siganos en nuestras redes

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

jueves, 15 de diciembre de 2016

Un hospital colapsado

Construido en 1956, el hospital de Constanza, Dr. Pedro A. Céspedes, ha sido objeto de poco mantenimiento.
Hoy ha colapsado y los munícipes esperan que el Gobierno vaya en su auxilio, ya que ni siquiera consultas ni servicios de emergencia están disponibles.
Esto quiere decir que los más de 100,000 habitantes de Constanza, donde las enfermedades están a la orden del día, han quedado en situación de vulnerabilidad.
En sus valles y laderas hay cultivos que germinan y se desarrollan a base de  insumos que pueden ser venenosos o contaminantes y afectar la salud de muchas personas.
Otro factor a tomar en cuenta es que la mayoría de los habitantes de Constanza son de escasos recursos y no disponen de dinero para pagar los servicios de una clínica privada o el transporte para dirigirse a La Vega o Santiago en la búsqueda de atenciones médicas.
Tanto las autoridades como los munícipes confían en que la situación creada luego de que dos de los baños del hospital literalmente ‘explotaran’ de heces fecales, se solucionará pronto porque representa una fuente de insalubridad.
Es importante que se sepa que a veces hay situaciones que no son resueltas por la Presidencia porque la verdadera realidad no llega hasta los oídos del jefe de Estado.
El hospital necesita una remodelación completa que dé respuesta a quienes necesiten cirugía, internamiento, consultas y todos los servicios que debe brindar un centro de salud.
La realidad ha sido dramáticamente revelada por el LISTÍN. Ahora solo falta la acción urgente y correctora del Gobierno.
Tomado del editorial de 
Un hospital colapsado

de la fecha