Menu

siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube siguenos en facebook sígueme en Instagram siguenos en facebook

viernes, 23 de diciembre de 2016

Más prudencia en Navidad

Las autoridades de protección civil han diseñado un plan preventivo ideado para bajar el número de accidentes en carreteras, y a su vez disminuir la cantidad de muertos y heridos durante el período festivo de Navidad y Año Nuevo.
Más de 37,000 socorristas estarán desplegados en las principales carreteras del país en labores de alerta, prevención y mitigación de accidentes, buscando evitar tragedias y dando asistencia a quienes, sin escuchar debidamente su mensaje, queden atrapados en la fórmula perfecta para fracasar: alcohol, conducción de vehículos y prisa.

El operativo “Unión Navideña por los Valores y tu Seguridad”, preparado por el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), se propone reducir las muertes por accidentes de tránsito, y para ello contará con un dispositivo que incluye 1,631 puestos de asistencia localizados en los puntos más críticos de las principales carreteras del país.
Para esa labor, los organismos de socorro contarán con 132 ambulancias, tres helicópteros, 90 unidades de respuesta rápida, 30 grúas, 30 talleres móviles, 30 autobuses de asistencia y un mando establecido en nueve lugares estratégicos.
Con un dispositivo de esa magnitud, la Navidad debería transcurrir sin accidentes y en paz. Nuestro deseo y exhortación es que los accidentes afecten lo menos posible a la familia dominicana. Por eso le imploramos a cada persona que festeje con alegría la Navidad, pero que nadie se convierta en un factor perturbador de esa felicidad con comportamientos imprudentes o provocadores de tragedias.
Los dominicanos merecemos una Navidad en paz y LISTÍN DIARIO espera que cada uno asuma la responsabilidad de no ser el primero en provocar un accidente o un incidente fatal para enlutar una celebración celestial que todos, como cristianos, deseamos que transcurra en paz.
Alabemos y gocemos la festividad del nacimiento de Jesús, pero no seamos insensatos desbordando límites elementales de la prudencia que nos han demostrado que nos llevan al lamento, la tragedia y el dolor.
Disfrutemos de la Navidad en todos los lugares, pero jamás nos prestemos a convertir la alegría en tragedia y mucho menos que nos enlute tan directamente a nosotros.
¡Dios, el todopoderoso, guíe en la prudencia a todos los dominicanos en esta Navidad!
Tomado del editorial de
Más prudencia en Navidad
de la fecha