sábado, 5 de noviembre de 2016

Traición y precio

Quique Antun
Cómo explicar que Quique Antún --que propuso, y logró, que la alianza de la que forma parte su partido se retirara de la negociación con Agripino, que buscaba consensuar la nueva Junta Central Electoral y el Tribunal Superior Electoral --, le escriba ahora a Danilo Medina pidiéndole volver a un diálogo que él mismo rompió? Sólo dos razones: que esa iniciativa unilateral al margen de las demás entidades partidarias asociadas en una oposición visceral, busque la desintegración de esa alianza infame, o que el inefable presidente reformista esté programando otra de sus clásicas maromas políticas.
Aunque se parecen, serían dos escenarios diferentes pero tienen el mismo fin: el aprovechamiento particular de un personaje político que se ha convertido en un auténtico maestro de la marrulla partidaria, chaquetero de alta gama, adivinador de tempestades internas… Sabe perfectamente bien que en el Partido Reformista se le viene la casa encima, que en apenas unos meses Ito Bisonó va “ipsofactamente” a la presidencia de la organización y que en ese escenario se replanteará su participación miserable en una alianza que sólo le ha provocado trastornos a su dirigencia y militancia.
Por supuesto, el señor Antún considera ahora que buscando un acercamiento con el presidente Medina puede evitar el colapso final de una gerencia vergonzosa que ha dividido un partido de por sí aparcelado desde la desaparición de su líder Joaquín Balaguer… … Claro, es una aspiración fallida porque si alguien conoce su calidad humana, ése es Danilo Medina… ¿Acaso no lo demostró el señor Antún en el pasado proceso electoral?
… Que se rompa la taza
Es un escenario irónico pero real… La permanencia de Quique en la presidencia reformista está en manos de Danilo… como también lo estuvo hace dos años cuando Carlos Morales le cedió el puesto a solicitud del Presidente, que entonces lo consideraba su amigo.
Danilo conoció a Quique cuando ambos fueron diputados, hace tantísimos años, y esa relación se amplió a propósito de la alianza de 1996 que hizo posible el triunfo electoral del PLD y de Leonel Fernández. Danilo lo apadrinó en sus tiempos difíciles con Balaguer y fue garante de sus designaciones en los gobiernos peledeístas de Fernández.
Al llegar al gobierno en 2012, Danilo lo encontró en el Banco Nacional de la Vivienda (BNV) --ahora Banco Nacional de las Exportaciones (BANDEX)--, y lo confirmó en el cargo… Cuando renunció, hace dos años, Danilo nombró a una recomendada de Antún que conservó en la institución a una caterva de “quiquistas” con altísimos salarios.
Ahora, al tratar de negociar su permanencia en la presidencia del PRSC, Quique recurre otra vez a su clásica maroma política… Finge acercarse a Danilo para que Danilo evite que Ito Bisonó lo desplace de la presidencia del partido, como si Danilo tuviera vela en ese entierro.
… Nunca mejor dicho
 El entierro de Quique Antún es inminente. Él cavó su propia tumba cuando quiso pasarse de listo traicionando no sólo la amistad sino el apoyo que dos años atrás le había prodigado Danilo al avalarlo para presidir el PRSC.
Para entonces, el candidato con mayor posibilidad de relevar a Carlos Morales era Josecito Hazim, pero Danilo intercedió para que se negociara la postulación de Quique, que finalmente pasó a ocupar el cargo. Lo que Danilo jamás pensó fue que Quique negociaría con Abinader en las elecciones pasadas, pensando que la ubicación en la casilla número tres de la boleta electoral le garantizaba una votación de principalía que jamás alcanzó…
… Ahora, que espere la factura. Por más cartas que mande, su destino está marcado… ¡Es el precio de la traición!
Por César Medina ;-
lobarnechea1@Hotmail.com