lunes, 28 de noviembre de 2016

¿Qué será de Cuba sin Fidel Castro?

Continúan las reacciones sobre la desaparición física del líder de la revolución cubana, mientras la población y el gobierno le rinden homenaje
Disidentes y seguidores de la Revolución Cubana han elevado sus expectativas sobre el futuro de Cuba tras el fallecimiento del líder de la revolución de ese país socialista, Fidel Castro Ruz, ocurrido el pasado viernes a las 10:29 de la noche.
La figura de Castro jugó un papel protagónico en el ajedrez internacional de la geopolítica durante el pasado siglo, que se caracterizó por las luchas ideológicas y la “Guerra Fría” entre el bloque occidental liderado por Estados Unidos y el oriental encabezado por la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.
La muerte de Fidel, a los 90 años, se produce en el momento en que sus autoridades se encaminan hacia el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con el gobierno estadounidense, el cual se concretó en 2015 y que culminó con más de 50 años de enfrentamientos. No obstante, este acercamiento aún no pone fin al embargo económico instaurado en 1962, bajo la gestión de John F. Kennedy.
La mayoría de los cubanos radicados en Miami mantienen esperanzas de que se produzcan cambios en la isla caribeña. Otros, por el contrario, se muestran pesimistas al saber que Raúl Castro, hermano del líder revolucionario, todavía se encuentra en el poder.
 Desde que de manera oficial delegara el poder a Raúl en el verano de 2006, por quebrantos de salud, Fidel se mostró con menos frecuencia ante la prensa. Por eso, muchos expertos afirmaron que realmente fue su hermano el que buscó la reconciliación definitiva con Estados Unidos, cuya voluntad estuvo compartida por el presidente de esa nación, Barack Obama, y contó con la mediación del Papa Francisco.
Además, el actual presidente cubano fue también el encargado de limitar el mandato de los gobernantes a dos periodos consecutivos de cinco años, y, como él, fue ratificado en 2013. Su tiempo en el poder culminaría en el año 2018.
Posible sucesor de Fidel y Raúl
Miguel Díaz Canel, primer vicepresidente cubano, es considerado el principal dirigente que podría suceder a Raúl Castro en el poder.
Díaz Canel nació después del triunfo de la Revolución de 1959 y fue el primero en alcanzar el cargo de primer vicepresidente del Consejo de Estado, supremo órgano ejecutivo de la isla que preside Raúl.
Su designación fue una muestra de que la Revolución Cubana se empeñó en preparar a una nueva generación con la finalidad de continuar con el legado del socialismo en ese país, cuyos gobernantes llevan 57 años en el poder de manera ininterrumpida.
“No es un advenedizo ni un improvisado”, declararía Raúl Castro al presentarlo públicamente ante la asamblea.
Líder internacionalista
Desde muy joven, Fidel Castro fue un revolucionario internacionalista que participó en la frustrada expedición dominicana de Cayo Confites, en 1947, que buscaba derrocar al dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. Un año después estuvo involucrado en el llamado “Bogotazo” de Colombia, una serie de protestas violentas que se produjeron tras el asesinato del líder colombiano Jorge Eliecer Gaitán, quien propugnaba por mejores condiciones para la clase pobre de su país.
Ya en Cuba y tras graduarse de abogado; en 1952 se presenta para las elecciones de su país, las cuales fueron interrumpidas por un Golpe de Estado que propiciara el general Fulgencio Batista. Ante tales actos, Fidel opta por la lucha armada y con un reducido grupo intenta asaltar el Cuartel Moncada lo que resultó en un fracaso.
Tras el fallido golpe, es encarcelado junto a Raúl y los sobrevivientes de Moncada durante dos años donde fueron liberados mediante una amnistía por presiones locales e internacionales. Posteriormente se va al exilio, reagrupa a sus hombres y zarpa desde México en el yate Granma hacia su patria para proseguir con la lucha de guerrillas.
El 8 de enero de 1959 entra triunfante en La Habana luego que una semana antes Batista huyera de Cuba y se exiliara en la República Dominicana de Trujillo.
Fidel Castro falleció un 25 de noviembre, fecha emblemática no solo en República Dominicana sino para el mundo, debido a que se conmemora el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer en honor a las Hermanas Mirabal, heroínas que fueron asesinadas bajo la dictadura Trujillista.
Minerva, Patria y María Teresa Mirabal pertenecían al Movimiento 14J que lideraba Manolo Tavares Justo, nombre dado en honor a la expedición que desembarcó por el poblado de Constanza y por las playas de Maimón y Estero Hondo el 14 de junio de 1959 para combatir a la tiranía del sátrapa dominicano.  Aquel grupo guerrillero, encabezado por Enrique Jiménez Moya y Delio Gómez Ochoa, partió desde Cuba con el apoyo de Fidel, quien buscaba exportar la revolución socialista a toda Latinoamérica.
En 1975, 16 años después de la Revolución, Fidel también ordenó el envío de tropas cubanas a la guerra de Angola, las cuales fueron decisivas para el fin del Apartheid en Sudáfrica y la liberación de Namibia.
Cuba ha resistido la caída de la URSS, el posterior “Tiempo de las vacas flacas” en la década de los 90’ y ha soportado la actual crisis de Venezuela, principal aliado de la isla caribeña en el nuevo milenio. Queda preguntarse ahora: ¿Qué será de Cuba sin Fidel?
DATO
El líder cubano Fidel Castro mantuvo una estrecha amistad con el fundador del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), profesor Juan Bosch.