lunes, 7 de noviembre de 2016

"El 9 de noviembre el mundo despertará a una realidad nueva"

El futuro económico mundial depende del ganador de la contienda electoral estadounidense, afirma un analista económico ruso.
"El mundo espera los resultados de las elecciones presidenciales en EE.UU., que van a cambiar drásticamente la situación económica en la que vivimos", afirma Maksim Krivelévich, jefe de la comunidad de expertos de la Escuela de Economía de la Universidad Federal del Extremo Oriente rusa en una entrevista a la agencia Regnum.
"De quien gane las elecciones dependerá, sin exagerar, el precio del níquel, del cobre, del carbón, del oro, del petróleo y, en general, de cualquier materia prima", señala el experto. "El 9 de noviembre el mundo despertará a una realidad absolutamente nueva, y en esta realidad tendremos que vivir al menos el primer año que transcurra tras las elecciones", advierte el experto.
A juicio de Krivelévich, Clinton está respaldada por el capital financiero, mientras Trump lo está por el industrial. "El capital bancario necesita un dólar caro y el crudo y materias primas baratos, mientras el capital industrial requiere exactamente lo contrario: un dólar barato para exportación y para el desarrollo de lo que se llama la sustitución de importaciones", explica Krivelévich.
El precio del petróleo no es más que política
Krivelévich tacha de "pseudocientíficas" las explicaciones acerca de que la reducción de los precios de petróleo se debe al aumento de las reservas del crudo y de las importaciones. "No hay que tomarse en serio los argumentos que a posteriori dan los financieros con el fin de explicar los cambios. Parece ser un poco forzado cuando los comentaristas tratan de dar frenéticamente alguna razón objetiva una vez los precios [del crudo] ya han disminuido. Todo es bastante subjetivo. La razón principal es la carrera presidencial. No existe nada más subjetivo que esto", opina el jefe de la comunidad de expertos de la Escuela de Economía de la Universidad Federal del Extremo Oriente rusa. El experto recuerda que las nuevas revelaciones del FBI sobre el caso Clinton se han dejado notar en una caída de los precios del petróleo.