domingo, 20 de noviembre de 2016

Contigo Cibao

Imagen de Napoleon Francisco Mora Sosa (Francis)
El Cibao y el Norte sufren hoy una de sus mayores calamidades y en esta hora todo el pueblo debe extender la mano de su solidaridad y de su trabajo voluntario para mitigar los enormes daños causados por las lluvias en los últimos quince días.
El telemaratón de hoy es una llamada ineludible a la colaboración y todo el que pueda donar dinero, comida, enseres, ropas y otros utensilios para los miles de damnificados y para las tareas de recuperación de los pueblos anegados, que lo haga en la medida de sus posibilidades.
El Gobierno hace cuanto puede para restablecer las comunicaciones viales y los puentes rotos o intransitables, para movilizar a familias de lugares en que pueden ser barridos por las inundaciones y para llevarles comida y ropas, pero solo no puede asumir toda la carga de la normalización.
Es la ciudadanía, tanto la que más directamente enfrenta los agobios de esta catástrofe natural como la que contempla con pena la devastación, la que debe complementar con su esfuerzo solidario y su trabajo voluntario esta suprema responsabilidad.
Muchas viviendas han quedado destruidas o inhabilitadas para vivir, miles de tareas cultivables han quedado irremediablemente dañadas, el comercio y los servicios públicos han sufrido colapso y las amenazas de epidemias afloran, preludiando crisis en la salud.
El panorama es triste y lo peor es que las lluvias no cesan, agravando una crisis que nadie imaginaría que alcanzaría estas dimensiones de desastre.
El Cibao y el Norte son soportes esenciales de la economía nacional y todo aquello que debilite este potencial repercute, de manera directa y negativa, en todo el país.
El telemaraton “Contigo Cibao” es una llamada a la unidad nacional en la solidaridad. Y los dominicanos debemos demostrar que, entre todos, podemos desafiar la adversidad y vencerla.
¡Pasemos la prueba!
Tomado del editorial de
Contigo Cibao
de la fecha