martes, 25 de octubre de 2016

Salud Pública somete 58 laboratorios por falsificar medicinas

Santo Domingo;- El Ministerio de Salud informó este martes que desde abril del 2015, ha cerrado 114 farmacias y boticas populares ilegales y gestionado la apertura de 58 nuevos expedientes judiciales contra laboratorios, importadores y otros operadores del negocio ilícito de medicamentos.
Los datos fueron aportados por la ministra de Salud, Altagracia Guzmán Marcelino, y el equipo de profesionales que integran la Dirección General de Alimentos Medicamentos y Productos Sanitarios (DIGEMAPS).
La ministra dijo que desde que llegó al puesto mantiene una estricta vigilancia sanitaria sobre la comercialización de las medicinas, para evitar que la salud de la población sea afectada con productos falsificados, vencidos, con alteraciones en su composición y de registros sanitarios dudosos.
En tal sentido la primera medida que tomó al llegar al puesto fue asumir el control de “un tema tan sensible” como la producción y comercialización de medicamentos, alimentos y productos sanitarios.
Explicó que el Departamento de Drogas y Farmacias, que dependía del viceministerio de Salud Ambiental, ahora funciona adherido a su despacho.
Asimismo, destacó que para enfrentar el problema triplicó el número de funcionarios y empleados que trabajan en la inspección de los actores del negocio y aumentó en 40 por ciento el personal del área de registro sanitario.
Además, fue integrada la Comisión Interinstitucional para la Prevención y Combate del Mercado Ilícito de Medicamentos.
Ese organismo está presidido por la ministra de Salud e integrado por el procurador general de la República, el director el Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), el director de Aduanas y el director de la Policía.
Además, por los presidentes de la Asociación De Industrias Farmacéuticas Dominicanas (Infadomi) y la Asociación de Representantes Agentes y Productores Farmacéuticos (Arapf).
Guazmán Marcelino habló acompañada de Karina Mena, directora general del Digemaps y Escarlen Heredia, subdirectora.
Digemaps está dirigido también, por Dalia Castillo, encargada de Vigilancia; Aníbal Ogando, de Inspección; Ramona, de Buenas Prácticas; Mercedes Soriano, de Registro Sanitario y Rosario Cabrera, del departamento de Alimentos.
“Los allanamientos son rutinarios. Hemos encontrado de todo”, manifestó Karina Mena, refiriéndose a la vigilancia estricta sobre los agentes del mercado de fármacos.
Relató que en el último operativo fue hecho en la provincia Duarte, en boticas populares operadas por iglesias.
“Ahí encontramos medicamentos de todo tipo, flasificados, adulterados, incluso medicinas controladas por la Ley 50-88, sobre Drogas Narcóticas”, expresó.
“En los últimos tiempos hemos logrado los casos más importantes que se han manejado en el mercado de medicamentos y las condenas más importantes, porque antes la gente salía, pero ahora nosotros estamos logrando que los jueces pongan medidas de coerción”, dijo Guzmán Marcelino.
Vigilancia en los puertos
Entre las prioridades de Salud Pública, para controlar el mercado ilícito de medicamentos, se encuentran los puertos y aeropuertos, donde fue nombrado un personal especializado y debidamente entrenado, integrado por médicos, ingenieros industriales, farmacéuticos, con el mandato de impedir los contrabandos y la entrada de medicinas ilegales. Están instalados  en los puertos donde llegan más volúmenes de importaciones que son Punta Caucedo, Haina, Las Américas, Punta Cana y Cibao. “ Es muy difícil entrar un medicamento falsicado”.