jueves, 27 de octubre de 2016

Cruzarse en rojo, un símbolo de atraso

Cruzar un semáforo en rojo es uno de los más elocuentes signos de falta de educación y desprecio a la ley.
Una vez, un diplomático extranjero vino al LISTÍN DIARIO, al finalizar su misión en el país, y al evaluar al estado de desarrollo del país, dijo que el único escollo que le faltaba superar a los dominicanos para vivir en orden era respetar la luz roja de los semáforos.
Por culpa de ese consuetudinario irrespeto a esa norma, otras disposiciones del tránsito también han entrado en la misma cadena, y de ese conjunto de violaciones nace, crece, se multiplica y se intensifica el caos en nuestras calles.
En estos días, el Gobierno ha comenzado a divulgar por las redes sociales mensajes y videos impactantes de accidentes que han ocurrido en las calles, intersecciones, avenidas y carreteras, a causa de las violaciones a las leyes del tránsito, imágenes verdaderamente impactantes.
Hemos tenido que llegar al uso de este recurso para hacerles ver, a los ignorantes, mal educados e imprudentes conductores, las consecuencias de sus actos, justo en el momento en que el país sufre la epidemia de accidentes mortales que nos colocan primero en el mundo en este macabro ranking.
Es una manera, descarnada, abierta, de mostrar la tragedia en vivo, como un intento de disuasión en directo, en la esperanza de que la difusión de estos mensajes convenza a los ciudadanos de que no deben arriesgar sus vidas ni las de los demás con los irrefrenables impulsos de ignorar la ley.
Es un esfuerzo por llamar a inducir a ceder el paso, a respetar las señales de los semáforos, a utilizar las vías correctamente, a no manejar de forma temeraria. En fin, a proteger la vida y validar el cumplimiento de la ley.
...Y a intentar ser más civilizados.
Tomado del editorial de
Cruzarse en rojo, un símbolo de atrasode la fecha