viernes, 2 de septiembre de 2016

Brutal asesinato de 4 mujeres en la capital

Estado de conmoción. La tragedia horrorizó a
los vecinos que, sorprendidos por el múltiple
crimen, lloraban desconsoladamente la pérdida
de los residentes en su sector Villa Esfuerzo,
en El Almirante, Santo Domingo Este.
SANTOS DELGADO TOMÓ SU PISTOLA, MATÓ A SU ESPOSA, SU HIJA , SUEGRA,Y A UNA VECINA
Santo Domingo Este.;- Dos horas antes de emprender su viaje al exterior en busca de un mejor porvenir para ella y su familia, la muerte le cerró las puertas y frustró para siempre el sueño de Roberta Angomás Cepeda, cuando su esposo, Santos Delgado del Carmen, la asesinó, luego mató a su hija Yinauri Del Carmen Delgado, a su suegra, Agripina Cepeda,  y a su vecina más cercana, Ana Luisa Ventura.
Angomás Cepeda había  reservado vuelo para el mediodía de ayer para viajar a la Isla Guadalupe. Dos horas antes, a las 10:00, su cuerpo y el de las otras tres víctimas yacían tendidos sobre pisos salpicados de mucha sangre, una tragedia que horrorizó al vencindario del sector Villa Esfuerzo, en  El Almirante, Santo Domingo Este, donde, en  la Calle Ercilia Pepín número 14, vivía la mujer y sus parientes.
Ese día, todo parecía normal entre la pareja. Santos Delgado del Carmen se levantó sereno, lavó su carro, un Toyota Corolla, negro, limpió el contén y luego entró a la casa y se  sentó a compartir con su esposa, Roberta, y su hija, Yinauri. Minutos después, llegó la vecina, Ana Luisa Ventura, para hacer  una oración e implorar a Dios para que a Roberta le fuera bien en su viaje.
En  medio del ritual religioso,  Del Carmen  se paró del mueble en el que estaba sentado, orando, entró al aposento, tomó su pistola y comenzó a disparar. Primero asesinó a su esposa, Roberta, luego a su hija y después a la suegra. Por último, le disparó a la vecina, que había salido huyendo, pero una bala la alcanzó mientras intentaba escapar por  la parte trasera de la vivienda. Su cuerpo quedó atrapado en un callejón.
El episodio criminal no había concluido cuando al victimario se le terminaron las balas, pues tenía la intención de suicidarse. Entonces, según una versión de los vecinos, buscó un cuchillo y comenzó a apuñalarse en el estómago. No pudo  consumar su suicidio, se dio la  voz de alerta y llegó la policía. La suegra todavía estaba viva y fue llevada al hospital Darío Contreras, donde murió al llegar. El asesino fue también internado en ese centro de salud, pero  está fuera de peligro. Fue trasladado  a la Policía para fines de investigación y sometimiento a la justicia.
Después de la policía, al lugar llegaron técnicos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses y con ellos la médico legista, Cándida Correa, quien después de  hacer el levantamiento de  tres de los cadáveres dijo a los medios de comunicación  que  todos presentaban heridas de   balas. No ofreció mayores detalles. “Posteriormente daremos un informe pormenorizado  de lo que encontramos”, dijo.
Dolor y luto. Una mujer llora desconsoladamente
al llegar ayer al lugar de la tragedia en el sector
Villa Esfuerzo, de El Almirante.
Más  adelante, miembros del Inacif llevaron los cadáveres a su sede para practicarles las autopsias de lugar.
Roberta Angomás y Santos Delgado dejan en la orfandad a tres hijos, mientras que la vecina, Ana Luisa Ventura, deja a  sus dos vástagos, Railin Reinoso, de 20 años de edad, con problemas de discapacidad, y Raini Luis Reinoso Ventura, de 23 años. Este último es repartidor del periódico El Día.
Se trata un crimen múltiple ocurrido a distancia en tiempo de cuatro  años a otro en el que también fueron asesinadas cuatro mujeres a manos de un hombre. El anterior fue el 30 de diciembre de 2012 en el sector Invivienda, próximo al sector Villa Esperanza, donde ocurrió la tragedia de ayer.
Impacto en el sector
La tragedia horrorizó a los vecinos, quienes lloraban desconsolados el crimen de estos residentes, a  la vez que reaccionaban sorprendidos porque Santos Delgado del Carmen nunca exhibió una conducta de violencia. “Esta comunidad está destruida. Este mundo tiene que dar un giro; hay que buscar de Dios, todo en la vida tiene solución”, dijo a Listín Diario Dalinton Vásquez, vecino de las víctimas.
“Por qué papo hizo eso... él  era muy tranquilo”, exclamaba una señora  que lloraba desconsoladamente.
TRAGEDIA ELEVA A 64 FEMINICIDIOS ESTE AÑO
Con el crimen de ayer se elevan a 64 el número de víctimas producto de los feminicidios. El mes de agosto concluyó con seis casos de asesinatos de mujeres a manos de sus esposos o ex esposos, de acuerdo con los reportes de la Policía Nacional.
Para el mes de agosto existía en 2015 en el país que se había producido unos 57 feminicidios. En lo que representa prácticamente un hecho similar, el 30 de diciembre del 2012 un hombre mató a su expareja, la hijita de ésta de dos años, así como a la madre y a la hermana y luego se suicidó. También hirió a otra hermana de la ex pareja, en el sector Invivienda.
Santos Delgado del Carmen
El miércoles 3 de agosto de este año un hombre mató de dos disparos a su ex pareja, hirió a un hijo de ésta y luego se suicidó, mientras que el 10 de agosto otro hombre ultimó a su pareja en el sector Los Frailes II, en Santo Domingo Este.
HABLA EL VICTIMARIO
Entrevistado en el hospital, el victimario ofreció una versión de los hechos distinta a la ofrecida por los vecinos y las autoridades, en la que incluyó a una persona que supuestamente lo perseguía y él le disparó. “Yo llegué a mi casa y un tipo me fue encima con un cuchillo. Yo tenía problemas en la casa, con la familia, con la mujer mía, yo no sé de donde salió este tipo y me quería matar.
Yo conchaba y hace mucho yo me encontré una pistola en el carro y la tenía en la casa, hace como 9 años y la tenía en la casa y fui, la busqué, y cuando vine no lo encontré y me volví loco, se me fue la cabeza y le disparé a todo el que estaba ahí”.