lunes, 1 de agosto de 2016

Hospital de Sabana Grande de Boya: modelo de atención humana y autogestión

El Hospital Pedro Heredia Rojas, del municipio Sabana Grande de Boyá, en la provincia Monte Plata, es un centro asistencial “donde médicos y pacientes hablan el mismo idioma”, y que camina hacia la autogestión.
Trato digno de los pacientes
Allí los médicos y el personal de salud practican el trato digno a los pacientes, reciben buena remuneración por el servicio que brindan y todo el personal, incluyendo desde los conserjes hasta los médicos, “ponchan” para registrar sus horas de trabajo.
Así lo expresó su director, Jesús Mejía, un director con formación en gestión hospitalaria, con amor al prójimo y la determinación de cumplir con la meta de llevar al hospital cada vez más hacia la sostenibilidad, a través de la autogestión.
“Es un hospital que pertenece al Servicio Nacional de Salud. Es un hospital público que sirve a 32 mil habitantes, con 41 médicos, 21 camas y las especialidades fundamentales propias de un centro de segundo nivel”, dijo Jesús Mejía, entrevistado por Julio Hazim en el programa Revista 110.
Todo el paciente que llega al hospital tiene el mismo nivel de atención
En ese contexto, dijo que todo el paciente que llega al hospital tiene el mismo nivel de atención y no tiene que pagar ni un centavo ni se le exige el copago. Hay horarios organizados para las consultas, que se extienden desde las 8:00 de la mañana hasta las 12:00 del mediodía y desde las 12:00 hasta las 6:00 de la tarde.
Armonía con las ARS
Gracias a las negociaciones con las ARS, el hospital recibe 2 millones de pesos mensuales, adicionales a los 300,000 pesos que recibe del Ministerio de Salud Pública.
“No es totalmente un hospital de autogestión, pero hacia allá vamos. Somos un hospital tradicional que va caminando hacia el modelo de la autogestión”.
Este centro ha evolucionado gracias a la transformación que inició con la correcta selección de personal y siguió con la habilitación para cobrarle a las ARS por servicios prestados, la reforma en los procesos de atención a pacientes, la transformación de la estructura hospitalaria, el cumplimiento efectivo del horario y mejor remuneración del personal.
Un nuevo modelo que funciona y unidad fuerte de su personal médico, paramédicos y pacientes
El resultado ha sido un nuevo modelo de gestión que funciona y el director dejó de ser la única garantía de su sostenibilidad, pues todos y todas ya lo son, personal médico y paramédico y pacientes.
La mortalidad materna es cero, los equipos están bien cuidados, las instalaciones están limpias
En el hospital de Sabana Grande de Boyá la mortalidad materna es cero, los equipos están bien cuidados, las instalaciones siguen limpias, las habitaciones acogen uno o dos pacientes, tienen aire acondicionado, neverita y televisor, las emergencias fluyen y las consultas son atendidas a buen ritmo.
Jesús Mejía indicó que allí se brinda el servicio de pediatría, ginecología y obstetricia, medicina interna, cardiología, ortopedia, urología.
Allí se dan 200 consultas diarias. Hay 21 camas, en habitaciones climatizadas para brindar una salud con dignidad y tienen una planta eléctrica las 24 horas al día.
“Allá no existe el copago, es un beneficio real que se le brinda a la población”, puntualiza para añadir además que se practican las intervenciones quirúrgicas esenciales.
Los movimientos gremiales no afectan al hospital: personal concientizado
A la pregunta de Julio Hazim, de si los movimientos gremiales afectan al hospital, respondió: “No. Allá el personal está muy concientizado y muy identificado con el hospital y manejamos diferentes áreas y ellos entienden que debemos dar un servicio oportuno y de calidad”.
A seguidas puntualizó que “esos movimientos no nos afectan, realmente”.
A la pregunta de por qué el Gobierno le pone interés a este hospital, responde: “Entiendo que se le pone interés, porque somos el primer hospital de segundo nivel habilitado y el primer hospital de segundo nivel que comienza a negociar con las ARS y a través de esas negociaciones nos entran esos recursos y eso no da cierta independencia, y entiendo que hacia ese punto es que deben ir todos los hospitales”.
Dijo que los hospitales deben encaminarse a la generación de sus propios recursos.