jueves, 4 de agosto de 2016

Félix: ¿epítome de la maldad?

Los últimos 55 años se ha visto de todo en la política dominicana... Hemos brincado de un trauma a otro, se ha avanzado, retrocedido, se han dado golpes de Estado y hubo guerra civil. En poco tiempo se fue una generación del liderazgo tradicional: murieron jóvenes Majluta, Peña y Jacinto con 60, 61 y 62 años.
Con menos de dos años de diferencia, también nos dejaron los dos grandes contendores de casi medio siglo: Balaguer y Bosch; se abrió espacio una nueva generación política con Leonel a la cabeza; después llegó Danilo, y en las últimas elecciones “apareció” un muchacho que le disputó el poder con escasa ventura.
Es probable que en las últimas tres generaciones ningún país haya vivido situaciones tan cambiantes y traumáticas en el orden político como el nuestro, y por encima de todo hemos avanzado hasta transformarnos en una sociedad moderna, agradable, vivible, amigable, apacible, acogedora...
Después de recorrer el mundo y sus recovecos y vivir doce años en los dos hemisferios americanos y en Europa, la diplomacia tal vez permite ver con ojo crítico algunos acontecimientos que difícilmente se repitan en otra parte, como el ensañamiento contra una figura pública cuyo mayor pecado ha sido su origen social.
Hablo de Félix Bautista, el senador de San Juan y dirigente del PLD, que después de una campaña de descrédito brutal fue el candidato más votado en las pasadas elecciones ¿Ese detalle no dice cómo lo percibe la gente que lo conoce y valora?
...Una infamia y otra
Un sector de la prensa apandillada vincula a Félix Bautista con todo lo malo que se mueve no sólo en el país sino también en el vecindario. Y como se ven venir las cosas, terminará siendo culpable hasta de los actos terroristas del fundamentalismo árabe.
Nadie es tan bellaco “para manejar sobornos” a candidatos reales, potenciales o inventados por la imaginación de esos grupos como Félix Bautista, quien ha terminado siendo epítome de las trapacerías políticas desde la muerte de Trujillo para acá.
A nadie se le ha tratado con mayor desconsideración al momento de vincularlo con los candidatos más sombríos de toda Latinoamérica, desde Haití hasta Brasil pasando por los países centroamericanos, del Sur, del Norte y probablemente hasta del continente africanoÖ ¡Ni que fuera él Bin Laden!
El último expediente en su contra llega de Haití. Le atribuyen a la excandidata presidencial Mirlande Manigat decir que el senador Bautista le colaboró con 550 mil dólares para su campaña electoral siendo Leonel Fernández Presidente en 2010...
Ahí radica el problema...
El problema de Félix Bautista, además de su origen, le llega por sus vínculos con el presidente del PLD Nadie ignora que cuando se le ataca de manera tan insidiosa se busca la cabeza de Leonel como objetivo primario porque todo el mundo sabe que la política se financia mayormente con fondos del sector empresarial.
Bautista es ingeniero constructor y desde hace años tiene intereses en Haití en esa área --un asunto de conocimiento público--, por lo que resulta normal que una de sus empresas haya hecho colaboraciones económicas a candidatos y partidos.
¿No ocurre también aquí con los candidatos y con los partidos? ¿Si todo eso fuera cierto, dónde está el delito...? ¿Acaso no se trata de una práctica común en estos países?
Por César Medina ;-
Lobarnechea1@hotmail.com