domingo, 7 de agosto de 2016

El presidente filipino sobre la matanza masiva de narcos: "No me importan los derechos humanos"

Rodrigo Duterte acusa públicamente a los funcionarios gubernamentales de tener vínculos con el narcotráfico. 
Rodrigo Duterte, el presidente de Filipinas, ha desvelado el nombre y apellido de varios representantes del Gobierno filipino, entre ellos jueces, miembros del Congreso y militares, acusados de tener vínculos con el tráfico de drogas, comunica la agencia Al Jazeera.
Duterte hizo sus declaraciones en un discurso televisado a nivel nacional la madrugada del domingo y aseguró que los funcionarios acusados estarían algún día bajo sentencia. El presidente ha justificado haber hecho pública la lista diciendo que tiene el deber de informar a los filipinos sobre el estado de la "narcopolítica" en el país.
Según 'Al Jazeera', Duterte ha nombrado a 158 representantes del Gobierno. La mayoría de ellos son policías u oficiales militares, aunque la lista también incluye a tres miembros de Congreso y siete jueces.
Las declaraciones del presidente forman parte de la sangrienta campaña en la que está sumergido el país después de que, tras ganar las elecciones en mayo, Rodrigo Duterte lanzara una macabra llamada a sus conciudadanos: "Si conocen a algún drogadicto, mátenlo ustedes mismos, ya que sería demasiado doloroso pedir que lo hagan sus padres".
Esta frase ya ha provocado la muerte de más de 800 personas a manos de la Policía o grupos de vigilancia, lo que ha despertado la indignación entre las organizaciones de derechos humanos.
Sin embargo Duterte no da su brazo a torcer y asegura que las matanzas durarán "hasta el último día de mi mandato si todavía estoy vivo para entonces" declaró el presidente filipino durante uno de sus últimos discursos. "No me importan los derechos humanos, créanme".