lunes, 4 de julio de 2016

Nueva escuela “enciende” economía de Cambelén, en Nigua

Nigua, San Cristóbal;- “Gracias a la edificación de este centro educativo han incrementado mis ingresos y la venta en el negocio. El barrio se siente y se ve en movimiento. Antes esta comunidad estaba apagada”.

Fotos

Lo dice Altagracia Arias, propietaria de un colmado frente a la escuela básica Juan María de Jesús Villanueva, ubicada en el sector Cambelen, en el municipio San Gregorio de Nigua, provincia San Cristóbal, la cual será entregada hoy por el presidente Danilo Medina.
Cambelen es ahora un sector en movimiento
“Si este aumento en las ventas continúa así, “voy a tener que emplear más personas para que me ayuden. Cambelen es ahora una comunidad en movimiento por este nuevo plantel educativo”.
Plomeros, albañiles, electricistas y pintores visitan diariamente el colmado para adquirir todo tipo de comestibles y otros productos.
“En el sector aumentaron las ventas y el flujo de personas desde que inició la construcción de esta escuela”, precisó la pequeña comerciante, quien analiza que srá favorecida aunque los niños estén en Jornada Escolar Extendida y tengan almuerzo, porque van a seguir comprándole, al igual que los maestros.
Fuente de empleo y ahorro para las familias
La implementación de la Jornada Escolar Extendida también ha logrado que se fomenten los empleos para los munícipes de esta laboriosa comunidad sancristobalense.
Julissa Arias, madre de dos niños, dijo que esta escuela es una oportunidad y una nueva fuente trabajo, pero que también las familias de los estudiantes van a economizar el pago del transporte de sus hijos.
“Las escuelas aquí están lejos y ahora la tenemos en el mismo centro, cerca de todos“, manifestó Arias con mucho orgullo y confiando en que en este nuevo centro educativo los niños recibirán una enseñanza de calidad, en un ambiente diferente que aportará en su crecimiento personal y profesional.
En el patio de las casas
En tanto, Thomas Rodríguez, motoconchista con más de treinta años residiendo en el sector, emocionado comenta: “se me erizan los pelos al saber que esta escuela está cerca, en el patio de las casas. Es un palo, una gloria, los niños no tendrán que caminar a pie llenos de sudor”.
Fueron muchas las ocasiones, cuenta Thomas, en las que tuvo que dar varios viajes, de  bola para llevar los muchachos a recibir el pan de la enseñanza, “les cogía pena que caminaran tanto para llegar a la escuela”.
Sin excusas
Rodríguez resaltó que los niños y  jóvenes ya no tendrán excusas para no ir a la escuela porque es lejos, “las familias de aquí están contentas y agradecidas del Gobierno”.