sábado, 9 de julio de 2016

El asesino de policías de Dallas tenía en casa un arsenal de combate y material para bombas

Micah Xavier Johnson
El asesino de Dallas guardaba un arsenal en su casa
Identifican al francotirador abatido como Micah Xavier Johnson, un reservista afroamericano de 25 años
El francotirador que la noche del jueves causó terror en Dallas y mató a cinco policías e hirió a otros siete ha sido identificado. Se trata de Micah Xavier Johnson, un reservista afroamericano de 25 años residente en las afueras de la ciudad texana donde atentó, según ha confirmado este viernes la policía de Dallas. En su casa fue hallado un arsenal y hasta material para fabricar bombas.
La motivación del ataque, dijo Johnson a los policías poco antes de que estos lo abatieran, era su “enfado” con la muerte de negros a manos de policías. Estaba “enfadado con los blancos”, afirmó. Y su intención era inequívoca:
“Quería matar blancos, específicamente agentes blancos”, relató en la mañana del viernes el jefe de la policía de Dallas, David Brown, que no dio el nombre del supuesto atacante. Horas más tarde sin embargo, su equipo estableció la identidad del hasta ahora único sospechoso confirmado de la matanza de agentes.
Micah Xavier Johnson
Hasta anoche, Johnson no estaba en los radares de las fuerzas de seguridad. No tenía ni antecedentes criminales ni lazo alguno con el terrorismo, según el comunicado oficial. Antes de morir, Johnson había gritado a los agentes que actuaba solo y que no tenía filiación alguna. En la página de Facebook que mantenía -y que ya ha sido cerrada- el joven sin embargo menciona a personas relacionadas con "una forma radical de afrocentrismo", destacó la policía en su ficha sobre el agresor, en la que también cita a conocidos que lo describen como una persona "solitaria". Medios como la cadena NBC también destacan que en su página de Facebook Johnson publicó una foto suya con el puño en alto emulando el saludo de los activistas del black power.
Un registro efectuado en su vivienda, en Mesquite, un suburbio en las afueras de Dallas, confirmó que la acción de Johnson no fue improvisada. Los agentes encontraron "material para fabricar bombas, chalecos antibala, rifles, munición y un diario personal sobre tácticas de combate", de acuerdo con la versión oficial.
Su pericia con las armas se la debe al Ejército. El Pentágono ha confirmado que Johnson fue reservista desde 2009 y hasta abril del año pasado, aunque sus tareas en las fuerzas armadas estaban centradas en trabajos de carpintería y albañilería. Entre noviembre de 2013 y julio de 2014 estuvo desplegado en Afganistán, en una brigada de ingeniería. Obtuvo varias condecoraciones.
Según NBC, Johnson creció en Mesquite, en donde se graduó de secundaria en 2009. Actualmente trabajaba en esa misma zona como asistente para niños y adultos discapacitados mentales, siempre de acuerdo con esta emisora, que dijo haber visto su expediente de empleo y haber hablado con una tía del sospechoso.
En uno de los terribles vídeos difundidos por las redes sociales durante la larga noche se ve a un hombre disparando a bocajarro a un agente de policía con un rifle de asalto. No está claro si se trata de Johnson, puesto que aunque todo apunta a que fue el único agresor, como él mismo aseguró antes de morir, la policía no quiere descartar por el momento ninguna posibilidad.
Poco se sabe de la vida de Johnson por ahora, pero sí hay detalles de su muerte. Acabó acorralado en un aparcamiento en el centro de Dallas, cerca de donde supuestamente había cometido sus múltiples crímenes. Durante horas, la policía intentó negociar con él. No fue posible, según la policía. Johnson incluso aseguró que había diseminado explosivos. Ante la posibilidad de perder más agentes en un intento de reducir al francotirador, se tomó una decisión drástica: la policía envió a un robot con una bomba que hizo detonar cerca de donde estaba Johnson, que murió en horas de la madrugada.