miércoles, 8 de junio de 2016

Bachatero Ramón Cordero enfrenta cáncer terminal de colon (Video)

Familiares piden ayuda al Ministerio de Cultura, Solicitan una "pensión digna" para que el legendario cantante pueda hacerle frente a su tratamiento médico
La leyenda de la bachata Ramón Cordero está batallando contra un cáncer terminal de colon y sus familiares han pedido al Ministerio de Cultura que le asigne una pensión económica para que el cantante pueda costear su tratamiento.
“Ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, me dirijo a usted para solicitarle de todo corazón, si está dentro de las posibilidades, que se le entregue una pensión digna a nuestro hermano Ramón Cordero, un símbolo de la bachata”, expresó uno de los hermanos del artista a través de un breve video que colgó el comunicador Domingo Saint Hilaire en su canal de Youtube.
“Hoy que la bachata es un patrimonio cultura le pedimos que si es posible le entregue esta pensión a Ramón Cordero que hoy está enfrentando un cáncer terminal de colon y su tratamiento es muy caro. La suerte no ha favorecido a Ramón económicamente”, añadió en el audiovisual de 54 segundos.
Biografía
Desde mediados de la década de los 60, la voz de Ramón Cordero ha sido una de las más distintivas en la bachata. Durante las décadas de los 70s y 80s fue también uno de los artistas más exitosos del género. Muchas de sus canciones, caracterizadas por una calidad de producción inusualmente buena y los arreglos de algunos de los guitarristas más virtuosos de la bachata llegaron a ser clásicos.
Ramón Cordero hizo su fama como cantante habiendo compuesto muy pocas de sus propias canciones. Cantantes mejicanos como Antonio Aguilar y Pedro Infante tuvieron una gran influencia en Cordero, y por ello él grabó muchas de sus canciones como bachatas.
 Algunas veces también grabó rancheras en su tiempo original de 2/4 o 3/4 (diferente al estándar 4/4 de la adaptación de boleros a las bachatas), pero añadiéndoles el estilo rítmico casi percusivo del acompañamiento de guitarra, característico de la bachata. Un buen ejemplo del estilo híbrido de ranchera-bachata de Cordero es “Yo la recuerdo”, el cual grabó con Paredes.
Otras canciones fueron seleccionadas de la música jíbaro puertorriqueña o de baladas como “Condenado a la distancia”. Estas canciones, muchas de ellas Mexicanas, las cuales grabo en la década de los 70s con Edilio Paredes en la primera guitarra - canciones como "Vuela paloma" , " Entre copa y copa" y "Las nieves de enero"- se quedan como la marca registrada y base principal de su repertorio hasta nuestros días.
El nombre más ligado a Ramón Cordero es el de Edilio Paredes, quien creció con él en el campo de San Felipe perteneciente al municipio de Pimentel y cerca de San Francisco de Macoris. Ramón y Edilio comenzaron a tocar juntos en el campo, y cuando Paredes viajó a la capital Santo Domingo, Ramón lo siguió pronto. Ambos cantaron juntos como dúo en una de las primeras y más exitosas grabaciones de Cordero, “Yo la recuerdo”, grabada en la firma de Cuco Valoy en 1966.
Después de que Cordero sacó al aire varias grabaciones con Casa Alegre, la firma de Bienvenido Ortiz, Paredes le ayudó a conseguir un trabajo en CMV Records, la tienda musical de Cuco Valoy, y comenzaron a grabar juntos para Valoy. Ramón Cordero continuó grabando algunas de las bachatas más apreciadas durante las siguientes dos décadas; entre ellas, la canción que llegó a ser el himno y sello de Edilio Paredes como guitarrista "Amor del bueno" (1974).
Los virtuosos arreglos de Paredes hicieron del repertorio de Cordero uno de los más difíciles de dirigir en el género de la bachata. Por esta razón, Cordero de vez en cuando acompañado por algunos de los guitarristas dominicanos más conocidos, incluyendo a Augusto Santos, Frank Méndez, Virgilio de la Cruz y Martínez de León. Aparte de acompañarlo en sus interpretaciones en vivo, donde su agilidad lo calificó como uno de los pocos músicos que podían tocar la música de Cordero tal cual había sido grabada, Santos y Cordero formaron el dúo “Los Inimitables”. Su colaboración resulto en algunos de los mejores duetos vocales en la historia de la bachata, entre ellos “Con golpes de pecho” y “Negra ¿Por qué me dejaste?”. Augusto Santos también hizo grabaciones con la primera guitarra en el sencillo de 1967 "La causa de mi muerte", una de las canciones más admiradas de Cordero.