sábado, 25 de junio de 2016

Astrónomos descubren un planeta gigante que no tendría que existir

Un año en el recién hallado planeta extrasolar dura tan solo 4,6 días terrestres. Un estudio concluye que se extinguirá "en unos 150 millones de años". 
Un equipo internacional de astrónomos ha hallado un nuevo exoplaneta gigante, bautizado como K2-39b, que, según las leyes de la física, no tendría que existir, informa el portal Phys.org.
Ello se debe a que el planeta extrasolar gira a una distancia muy pequeña de una estrella subgigante –un año en el K2-39b dura tan solo 4,6 días terrestres– por lo que se supone que tendría que haber desaparecido por influencia de las fuerzas de marea.
El planeta fue descubierto por primera vez por la misión Kepler de la NASA. Para confirmar sus características, el equipo ha empleado el Espectrógrafo Buscador de Planetas por Velocidad Radial de Alta Precisión (HARPS) además de otros telescopios.
Las mediciones desde la Tierra han permitido demostrar definitivamente la existencia del planeta y determinar la influencia que tiene en la estrella alrededor de la cual gira. La masa del planeta es 50 veces mayor que la de la Tierra y su radio es 8 veces superior al de nuestro planeta.
"El K2-39b es un planeta especial, sobre todo debido a la estrella que orbita. Su estrella anfitriona es evolucionada, una subgigante varias veces mayor que el Sol y alrededor de este tipo de estrellas se conocen muy pocos planetas de corto período", afirma Van Eylen, autor principal del trabajo. El estudio concluye que este planeta se extinguirá "en unos 150 millones de años".