martes, 10 de mayo de 2016

Todo decidido

Con respecto a las elecciones del próximo día 15, luce que todo ya está decidido; nada apunta a que pueda ocurrir una sorpresa en las urnas ni a que se caiga un pedazo de cielo y lleve a cambiar la actual correlación de fuerzas políticas, por más que llueva de aquí al domingo. Por el contrario, los números de ayer de la última encuesta Mark Penn, del Grupo SIN, con 62% para Danilo Medina y 28% para Luis Abinader, reafirman la tendencia que da como ganador en primera vuelta al candidato del partido morado desde hace tiempo.
Y ante un panorama en el que, definitivamente, la oposición sigue dispersa y menguada, mientras el candidato del partido oficial y diversos aliados demuestran cada día tener mayor grado de simpatía y un fuerte respaldo en los frecuentes recorridos por todo el país, que  ya ha “peinado” unas tres veces, se hace muy cuesta o casi imposible  que el retador por el PRM pueda reponerse en los pocos días que faltan para las votaciones y descontar la diferencia de unos 30 puntos que lo separan del aspirante puntero en la mayoría de las mediciones hechas por distintas firmas encuestadoras.
El presidente y candidato Medina, que con su estilo y dinámica de trabajo ya ha podido cumplir con un 97.5% de lo ofertado en su programa de gobierno anterior, está empleado a fondo en la actual campaña electoral, y en disposición de ganar los comicios por buen margen, al parecer procurando evitar encareceos de parte de la oposición, y de que el respaldo mayoritario que espera recibir le sirva de plataforma en favor de la legitimidad de su triunfo y de beneficio a la gobernabilidad a partir del 16 de agosto.
El domingo, no ocultó su entusiasmo en San José de las Matas, en una breve parada para saludar a un grupo de comunicadores que, blandiendo la bandera de la unidad interna, le ha estado dando “una manito” en materia de difusión y estrategia, y yendo a los recorridos para observar la realidad del momento sobre el terreno.
Por cierto, descartado eso que el PLD sea un “suertudo” (todo lo logrado ha sido proyectado y trabajado antes), lo importante del domingo en Santiago no era si Leonel, Danilo y Margarita aparecían juntos en un mismo vehículo, sino que el primero fuera y se dejara ver. La mejor señal de vocación de poder y de unidad del PLD, dentro de las diferencias.
Por Luis Encarnacion Pimentel ;-
encar-medios@hotmail.com