viernes, 27 de mayo de 2016

Despacho Primera Dama realiza mamografías a decenas de mujeres

El Programa Mujeres Saludables, del Despacho de la Primera Dama Cándida Montilla de Medina, realizó decenas de mamografías a mujeres, en su mayoría trabajadoras del servicio doméstico del sector capitaleño Las Praderas, en el Distrito Nacional.

Fotos

También en otros operativos, hizo mamografías gratis en las instalaciones del Edificio San Rafael y en el Edificio de Oficinas Gubernamentales profesor Juan Bosch, en la capital, donde decenas de empleadas de distintas instituciones recibieron el chequeo médico.
Previo al examen físico, el doctor Nelson Figueroa Espaillat, director del Programa, ofreció la charla “Mamografía, la forma más segura de prevenir el cáncer de mamas”, para educar a las mujeres de que si la enfermedad se detecta a tiempo es curable  en un 98 por ciento.
Asimismo, la doctora Fanny Acosta explicó a las mujeres asistentes a la actividad en forma gráfica la manera de realizarse un autoexamen, del cual dijo que es el método más seguro para detectar cualquier tumor o anomalía.
También en Los Prados, El Millón y La Castellana
La jornada médica fue realizada en coordinación con la Pastoral Social de la parroquia Divino Niño Jesús, que dirige el sacerdote Lucas Lafleur y donde se realizó la actividad, que también benefició a mujeres de Los Prados, El Millón y La Castellana.
El doctor Figueroa Espaillat aseguró que el programa que impulsa la Primera Dama, Cándida Montilla de Medina, tiene como objetivo llegar a todos los sectores vulnerables del territorio nacional.
Método más eficiente de prevención
Precisó que la República Dominicana es el único país de América Latina que tiene un programa a nivel nacional sobre prevención del cáncer de mama y que para su implementación el Despacho de la Primera Dama dispone de 25 mamógrafos.
De estos mamógrafos cuatro son móviles, lo que le permite trasladarlos a cualquier lugar sin importar la distancia.
El galeno exhortó a todas las mujeres a realizarse el examen de mamas a partir de los  21 años porque es la forma más segura de prevenir cualquier tumor o cáncer en las mamas.