jueves, 21 de abril de 2016

Los 15 embajadores de EU

Desde que cayó la tiranía de Trujillo en 1961 --hace casi 55 años--, los Estados Unidos han tenido 15 embajadores en la República Dominicana, pero ninguno fue tan controversial ni se abrió tantos frentes como James Brewster. Y eso es mucho decir...
... A pesar de la distensión, del cese de la guerra fría hace casi dos décadas, de la política de apertura norteamericana, de la igualdad de géneros, de la irrupción del “tercer sexo” y de los demás cambios dramáticos que ha experimentado el mundo desde entonces.
Entre esos 15 embajadores se encuentran el irresponsable William Tapley Bennet Jr. --durante la intervención militar de 1965--, y el chicano-italiano Robert Pastorino en los comicios de 1994, a quien Balaguer pidió sacaran del país por metiche.
Ambos agotaron tareas tan efímeras como miserables y quedaron marcados en la historia dominicana como la antítesis de lo que debe ser una buena gestión diplomática, contrario a John Bartlow Martin, el primero en llegar después del 1961 acabando de matar a Trujillo.
Tanto Bennet Jr. como Pastorino comenzaron y concluyeron aquí su carrera diplomática.
Brewster llegó hace dos años y ya se dice que durará lo que le falta al presidente Obama para agotar su mandato, ocho meses. Como su llegada fue política, probablemente política sea también su salida.
...Los precedentes
A Bartlow Martin lo relevó Tapley Bennet en 1964 y el presidente Johnson lo destituyó en medio de la crisis de 1965 aún con las tropas norteamericanas ocupando el territorio dominicano; lo reemplazó John H. Crimmins, que asumió apenas dos días antes de la jura de Balaguer como Presidente el primero de julio de 1966.
Crimmins, considerado un halcón del Pentágono, libró gran esfuerzo para que su país cesara la ocupación militar y se mantuvo como embajador hasta el 16 de abril de 1969 cuando fue sustituido por Francis E. Meloy Jr., diplomático de carrera.
A Meloy lo reemplazó Robert Hurwitch y le siguieron Robert L. Yost, Robert Anderson, Lowell C. Kilday, Paul D. Taylor, Robert Pastorino, Donna Jean Hrinak, Linda Watt --que ocupó un interinato de dos años como encargada de Negocios--, Charles Manat, Janice Jacobs --otro largo interinato--, Hans Hertell, Robert Fannin y Brewster.
El caso de Pastorino
Hay un caso único en la larga relación diplomática de los Estados Unidos con República Dominicana. Fallecido hace ya algunos años, Robert Stephen Pastorino era chicano de ascendencia italiana y su simpatía se hizo contagiosa desde que llegó al país como embajador en el invierno de 1992. Penetró con facilidad los círculos íntimos de los políticos de la oposición, en especial de la dirigencia del Partido Revolucionario Dominicano y del doctor José Francisco Peña Gómez y de la sociedad civil de la época.
Es por eso que cuando se estructura el Acuerdo de Santo Domingo para llevar de candidato presidencial a Peña Gómez en 1994, Pastorino estuvo entre sus propiciadores más entusiastas. Ya para entonces parecía claro que el Departamento de Estado no quería a Balaguer, que se repostulaba por enésima vez.
Después de los comicios, Pastorino llevó la voz cantante contra el “fraude colosal” junto a figuras muy conocidas de la prensa apandillada. Balaguer pidió que lo sacaran del país, cosa que ocurrió un mes después de aquellas elecciones. ¡Desapareció para siempre de la diplomacia!
Por César Medina ;-
lobarnechea1@hotmail.com