martes, 26 de abril de 2016

¡El puntillazo final al PRM!

La encuesta de la Gallup publicada ayer constituye el último clavo en la tapa del ataúd con los despojos mortales de las aspiraciones del Partido Revolucionario Moderno y su candidato Luis Abinader, faltando apenas 19 días para los comicios del 15 de mayo.
Consciente de que esa encuesta le era abultadamente desfavorable, Abinader y sus estrategas de campaña se adelantaron y el pasado viernes denunciaron que el PLD publicó sus resultados cuatro días antes en una cuenta apócrifa de Twitter.
Con tan mala fortuna que ese día --viernes 22 de abril--, la Gallup aún no procesaba la información recogida días antes en su trabajo de campo. O sea, que era imposible que el PLD estuviera en posesión de una información que todavía no existía.
El propósito fue presentar la encuesta como manipulada, y así lo denunció el jefe de campaña de Abinader, Roberto Fulcar, cuando convocó a la prensa con muchísimos aspavientos el mismo día que el diario Hoy, que patrocinó la muestra, dio a conocer que iniciaría su publicación este lunes.
Fulcar y el PRM tampoco conocían los resultados de Gallup --no podía conocerlos si la información aún no estaba procesada--, pero ellos saben muy bien cómo anda la correlación de fuerzas electorales en este momento y que la diferencia entre Danilo y Abinader se acerca a los 40 puntos.
No es sólo la Gallup...
Si fuera sólo la Gallup que mostrara resultados tan desfavorables para Abinader, el PRM tal vez pudiera justificarse. Pero resulta que esas estadísticas son similares en las demás firmas encuestadoras que trabajan este mercado electoral.
En casi todas las encuestas de intención del voto, la favorabilidad de Danilo varía ligeramente de una a otra, pero cifran la distancia entre 30 y 40 puntos porcentuales, una diferencia inalcanzable
Pero ahora es que viene lo bueno: se van a ver y a escuchar muchas cosas en los 19 días que faltan para las elecciones, y la presión a la Junta Central Electoral irá en aumento con el paso de las horas.
Citan hasta el “Plan B”
Llegarán las amenazas de abstención electoral --algo que nunca ha dejado de estar en agenda del candidato opositor como parte del plan B--, y la “embajada” incrementará sus amenazas por diversas vías para que la Junta abra una brecha para meter sus narices.
Apelarán a cuantos recursos les sean posibles para que el presidente Danilo Medina intervenga en un asunto que le está vedado, como sería la intervención del gobierno en las cuestiones electorales, facultad exclusiva de la JCE de acuerdo a la Constitución.
En ese contexto nadie puede pensar siquiera que la visita al país del subsecretario de Estado de los Estados Unidos, Juan González, se produjo con el propósito de reiterar las “buenas intenciones” del Departamento de Estado
Su declaración al salir del Despacho Presidencial fue “diplomáticamente afrentosa”: que se debería invitar “a otros países” como observadores de las elecciones de mayo, dando a entender que la Junta está opuesta a la observación que dispone la ley.
La JCE y su presidente Rosario iniciaron ya la distribución de los materiales de votación en el exterior en atención a su cronograma electoral.
¡Las elecciones del 15 están montadasÖ y sus resultados todo el mundo los conoce!
Por César Medina ;-
lobarnechea1@Hotmail.com