viernes, 12 de febrero de 2016

¡Preocúpese por Trump!

Por César Medina ;-
Míster Wally Brewster debería estar preocupado por el proceso electoral de los Estados Unidos donde un troglodita como Donald Trump amenaza la continuidad del Partido Demócrata y de su posible abanderada, Hillary Clinton, que de paso se llevaría la permisividad oficial hacia el llamado “tercer sexo”.
Debería estar muy atento, el alegre y locuaz embajador estadounidense, de la lucha que se libra ahora mismo en su país con una clase social que aparenta ser mayoritaria que exige revisar los excesos de algunos “derechos civiles” que devienen libertinaje y que han puesto patas arriba a las familias y grupos conservadores y tradicionales.
Podrá ser legítima su inquietud --que abona una fementida esperanza--, para que el proceso electoral dominicano de mayo concluya con unas elecciones transparentes. Pero su mayor preocupación debería concentrarse en el ascenso vertiginoso de Trump en las primarias del Partido Republicano y las posibilidades que tiene de colarse en el poder.
Como activista por los derechos de los homosexuales, transexuales, lesbianas y bisexuales --un movimiento conocido por las siglas LGBT--, el señor Brewster debería estar muy preocupado frente a la posibilidad cada vez más creciente de que Trump gane la nominación republicana y luego las elecciones de noviembre… … Porque en tal caso es seguro que no sólo perdería el cargo de embajador sino que también los privilegios de que disfruta para ejercer con absoluta libertad sus preferencias sexuales, unos derechos que con mucho valor y arrojo ha defendido Brewster en las calles de Washington y Chicago.
…Sin contratiempos
Los deseos de Brewster para que la República Dominicana “celebre unas elecciones en orden y sin contratiempos”, son reciprocados por la mayoría de los dominicanos que aspiran a que los Estados Unidos tengan también “unas elecciones en orden y sin contratiempos”.
Ellos celebran sus elecciones el 20 de noviembre --seis meses después de nosotros--, y en los grupos de mayor tradición democrática existe gran preocupación por la aceptación que ha recibido la propuesta del magnate del negocio de la diversión, Donald Trump, que aparentemente será el rival del Partido Demócrata actualmente en el poder.
Trump ha advertido sobre las consecuencias que tendría para los Estados Unidos un intento “por debajo de la mesa” para detener su ascenso a la Casa Blanca, que afirma está asegurado por la frustración de los norteamericanos con los ocho años de administración de Barak Obama.
Después de una ligera caída en los caucus de Iowa al iniciarse la jornada la semana pasada, Trump se recuperó este martes en New Hampshire con una clara victoria sobre su contendor republicano, el senador Ted Cruz, y tanto las encuestas como los observadores independientes lo proyectan como “la gran amenaza” de los demócratas.
…Despreocúpese, Míster
El embajador Brewster debería despreocuparse un poco por las elecciones dominicanas, donde al parecer todo está definido, en orden y sin novedad en el frente… …Difícil las tiene él en su país, donde la candidatura hasta hace poco favorita de Hillary ha comenzado a hacer agua frente a los avances de Bernie Sanders, senador “socialista” del estado de Vermont.
Los demócratas ortodoxos --entre ellos Brewster y su esposo Satawake, que le llegan a la señora Clinton a través de Obama--, saben que Sanders amenaza seriamente esa candidatura.
Y, al mismo tiempo, se prevé que Trump derrote a cualquiera de los dos en noviembre…
¡Eso debe preocupar a Míster Wally!