martes, 9 de febrero de 2016

Oh, ¿defendiendo a Leonel?

Por César Medina ;-
Hay que ser muy caradura --llamándoles con la decencia de que carecen--, para salir ahora defendiendo a Leonel Fernández, después de pasarse 20 años descalificándolo con los peores epítetos, con el fin de crear fisuras en su amistad y compañerismo de casi medio siglo con Danilo Medina.
Individuos que llevan dos décadas utilizando los medios de comunicación para denostarlo de la forma más grosera y abusiva, aparecen en estos días “defendiendo” a Leonel e instigándole para que se margine de la campaña electoral de su partido.
Son los mismos individuos que hasta hace unos meses le atribuían al líder peledeísta ser reo de delitos e infracciones al Código Penal mientras fue Presidente de la República. Ahora exhiben un impudor político vergonzoso con zalamerías que buscan agradar sus oídos y distanciarlo de su partido.
El propósito es alejar a Leonel de los escenarios electorales donde está obligado a tener principalía como única garantía de conservar su liderazgo de cara al proceso electoral de 2020 y, más aún, en respaldo a la candidatura de su esposa Margarita como compañera de fórmula electoral de Danilo… … Pero los líderes políticos dominicanos tienen oído dulce para las zalamerías empalagosas y son susceptibles de dejarse llevar por halagos maliciosos, por sinuoso que sea el origen. Así ha ocurrido a través de la historia.
… Los “truñólogos”
Mi hijo Óscar lo definió de la mejor forma en su artículo de ayer lunes… Hay que patentar la “truñología” como filosofía política. Después del acto del domingo 31 donde el PLD proclamó oficialmente la candidatura de Danilo, se han escuchado las versiones más inverosímiles sobre la presencia de Leonel… … Que estaba “pero que no estaba”; que lucía “entruñado”; que el lenguaje gestual; que le alzó la mano a Danilo porque lo pidió Felucho; que no habló con el candidato; que le rogaron para que asistiera; que Margarita se veía contenta pero él estaba bravo… Los disparates más insólitos se escuchan desde entonces.
Más que los comentarios en sí, llama la atención el origen de tales versiones y los columnistas o articulistas que las perifonean y que llegan al descaro de “defender la honorabilidad de Leonel”… Todos esos “truñólogos” son opositores comprometidos con la candidatura de Abinader, de Moreno o de Minou, pero quieren figurar como “columnistas independientes” así sea que aparezcan en alguna boleta ociosa como candidatos a “diputados alternativos”.
El asunto es que después del acto del PLD, la “lectura gestual” del comportamiento de Leonel Fernández forma parte de la antología política dominicana…
Lo he dicho antes…
Leonel sabe mejor que nadie que en el hipotético caso de que ese sector de la oposición llegue al poder, él será su primera víctima: lo perseguirían con saña, con odio, con venganza… Nadie ignora que muchos de quienes hoy hablan bien de Leonel para distanciarlo de Medina, son sus enemigos más vehementes porque provienen también de la academia y de círculos intelectuales rezagados y envidiosos… Sueñan con verlo entre rejas.
Su mayor empeño en este momento es atizar el fuego de la división que asoma cabeza en el PLD para que una parte de ese partido se quede en casa o que mande a votar en contra… Es un juego muy conocido en este medio.
¿Que a Leonel le gustan esos halagos maliciosos? ¡Dicen que a nadie le amarga un dulce…!