jueves, 11 de febrero de 2016

Desbordamiento en el PLD

Por Orlando Gil ;-
SIN CHAMPÚ A MANO.- Danilo Medina, a pesar de los muchos recursos que tiene a su disposición, no tiene lo que Luis Abinader: un champú propio, y que sirve para cabello bueno y cabello malo. Eso explica que el pasado lunes no fuera fácil lograr un entendimiento con los compañeros de La Vega y de Santo Domingo Norte. Hubo que peinarlos con trenzas al estilo haitiano, y eso llevó tiempo. La reunión del Comité Político, que estuvo pautada para iniciarse a las cinco de la tarde, empezó después de las ocho de la noche. Hubo acuerdo, e incluso foto en familia, aunque nunca se sabe, pues los peledeístas descubrieron una fortaleza oculta:
El caos. Antes nadie aspiraba, y se esperaba que el organismo lo señalara, y las postulaciones se aceptaban por disciplina. Ahora no, hay un desbordamiento y no hay autoridad que valga o se imponga. Si Danilo Medina quiere determinado resultado, que firme un decreto. Y Leonel Fernández por igual, si no quiere que digan, solo tiene que sacrificar de los suyos. Aunque siempre queda la posibilidad del reparto: uno de los tuyos, uno de los míos. Institucionalmente no es lo debido, pues estas salidas oficiosas afectan al Estado y al partido...
HAMBRE QUE ESPERA....- La espera de más de tres horas de los miembros del Comité Político dio hambre, y eso tampoco fue problema, pues como se le prepara picadera abundante, tuvieron tiempo más que suficiente para disponer de ella. Aunque, claro está, a algunos se les atrasó el trago, pues el protocolo solo incluye agua y jugo. La agenda, por demás, fue amplia. Por ejemplo, dos informes de la Comisión Nacional Electoral. Lo bueno del caso es que cada cual había recibido su copia y la había estudiado. Esto es, tenían posición tomada. Fue fácil decidir al respecto. El CP aprobó que sus miembros, en justa distribución, viajaran esta semana a las demarcaciones que por una razón u otra no celebraron primarias y completaran la boleta. El lunes que viene habrá reunión, y entonces deberán hacer sus propuestas al pleno. El Comité político, vale recordarlo, es el único organismo que tiene facultad para hacer reserva de candidaturas, incluso de atribuirlas, y en esta oportunidad lo hará de acuerdo al informe que presenten sus miembros. Los encargados fueron más que encargados, encomenderos...
JEFE O COORDINADOR.- La tarea inmediata y pendiente es la escogencia del coordinador de campaña, que se había dicho sería decidido hoy, pues no se tiene claro si es una atribución de la alta dirección o del candidato. El trabajo lo viene haciendo Rubén Jiménez Bichara, Bichara  para compañeros y amigos, con la asistencia de Gonzalo Castillo. Aunque a veces mete la mano o la boca José Ramón Peralta. La OTAN ¿díganme de la OTAN? dicen que quisiera tener a uno de los suyos como jefe de campaña, y no sería a cualquiera, sino nada más y nada menos que a Francisco Javier García, el mejor manager político con que cuenta la pelotica dominicana, pues todos o casi todos los trofeos que se exhiben en la Casa Nacional del PLD se deben a su diestra conducción. Sin embargo, en el PLD las cosas ya no son como antes. Francisco Javier, a secas, fue precandidato a la presidencia, y los otros precandidatos están al acecho, pues lo que antes era una encomienda delicada, ahora es una gabela...
¿QUIÉN DE QUIÉN?.- A Francisco Javier se le vio muy activo y entregado el pasado fin de semana en los recorridos por el Sur Corto y por el Sur Profundo. El sábado y el domingo. Quienes observaron su desempeño de cerca o de lejos se debatieron entre expectativas. Unos que sí y otros que no. Y los unos pensaban en la lógica que predomina actualmente en el PLD. La de repetir todos. Los candidatos de arriba abajo, desde el presidente hasta los regidores, pasando por senadores, diputados y alcaldes. Sin embargo, están los hombres de la primera hora, los compromisarios de la reelección, y  que no solo la apoyan, sino que la hicieron posible. No hay dudas que hace falta un jefe de campaña, y posiblemente no sea para las tareas grandes, sino las pequeñas...