jueves, 28 de enero de 2016

Nuevo relevo en partidos

Por Orlando Gil ;-
COSA DE FAMILIA.-  El Partido Reformista Social Cristiano hizo en San Pedro de Macorís lo que deberá hacer en todas las demarcaciones: escoger sus candidatos a las distintas posiciones locales por convención. Senador, diputados, alcaldes, regidores, etc. Lo mismo que deberán hacer las demás organizaciones, si es que no quieren que la Junta Central Electoral les de con las puertas en las narices. El procedimiento es de ley, y eso no impide que el proceso y la selección se manejen de manera meladaganaria. Por ejemplo, en la Sultana del Este cayó en una misma casa premio mayor y colita. José Hazim hijo, senador, y su esposa Vilma, vicealcaldesa.
Francisco es Papa, y todos quisieran ser Papa, pero nunca conviene ser más papita que el Papa. Si Hazim gana o no la posición se sabrá el 15 de mayo en la noche. Ahora, lo que sí puede decirse desde ahora es que su candidatura levantó al PRSC en el municipio y en la provincia. Entonces, que al repartir se coja la mayor parte, no es una acción que deba ser criticada, ya que el esfuerzo, que es mucho y caro, merece que sea cosa de familia. Antes eran los compadres que asumían candidaturas entrando por la cocina, pero ahora o las consortes o los hijos. El relevo no es generacional, es familiar...
A TODO DAR.-  La Junta Central Electoral parece que se puso pila nueva después del último feriado y que acelerará en el último tramo de campaña, en la parte oficial, que se iniciará con la proclama del día 2 de febrero. Nuevo diseño de boleta y la apropiación de los números de casilla, que podrían considerarse medidas rutinarias, pero que en la actual coyuntura tiene sobrada importancia. El diseño de boleta se imponía, pues recientemente aprobaron a Alianza País, el partido de Guillermo Moreno, y siempre será posible mejorar el aspecto visual. El orden por igual tiene su valor, e incluso ahora más que antes. Al PRM debería corresponderle el espacio 17, que fue el ocupado por la Alianza Social Dominicana, pero podría subir o bajar dependiendo de las alianzas y otras situaciones a considerar. Al momento de escribir no se tiene a manos el dato, pero de todos modos iría del 13 o 14 al 17. ¿ Por qué ese punto luce más interesante ahora que antes ? Sencillo. El PRM y el PRSC no se acercaron, conversaron y negociaron por sus bonitas caras. Lo hicieron por el asiento que ocupaba uno y otro en la guagua electoral...
LA CASILLA DEL SABIO.- La casilla 3 negociada por los reformistas con los perremeístas será de a poco la vara con que se medirá la sabiduría política de Quique Antún y Luis Abinader. Las apuestas ahora favorecen a Antún, pues en la suma y resta que se hace, lo suyo dará ganancia por todos lados y nada de pérdida. Los perremeístas votarán por Abinader, como es lógico, solo que si lo hacen en la 3 y no en la que asigne finalmente la Junta Central Electoral, el sufragio de los reformistas podría dispararse y alcanzar cotas impensables por sí mismos. Antún vendería en la calle mangos que no son propios, que consiguió maroteando en el predio del PRM. El hecho, lógico y posible,  no es probable hasta que  se produzca. Sin embargo, se trabaja en eso, y hasta se dice que el diseño de campaña reformista explotará esa vena. Se hace fácil determinar la propiedad de suelo, pero no del subsuelo, y menos si se perfora el terreno en un lugar y el material se encuentra en otro. Los romanos distinguían el usus y el frutus, y si ese discernimiento se sigue en derecho, no puede decirse lo mismo en política...
MÁS QUE APUESTA, CASINO.-   Misterio de la política, sin duda, o apreciación equivocada, con quizás, pero se cree que al dominicano que vota hay que ponérsela fácil. Que a la primera mirada descubra su candidato y lo marque. Pero que si tiene que buscarlo entre casillas y casillas podría, en ese tiempo, cambiar de parecer. Esto es, que un Luis Abinader en el apartado 13 o 14 o 17 no tendría igual resultado que si figurara en el 3, que tiene por dueño al PRSC. Y en esto de la viveza política no solo debe observarse la boleta presidencial, sino también la municipal. El PRM no tiene claro hoy su candidato a alcalde de la capital, pero sí el PRSC. El trance sin definir entre Fello Suberví y David Collado fue aprovechado (no se sabe si con consentimiento o de manera aleve) por los reformistas. De mantenerse el affaire, los perremeístas votarán por Collado en la casilla 3 del PRSC y no en la correspondiente a su partido. Los votos de Abinader y de Collado irían al caudal de la ilusión, pero que igual serán contados por la Junta Central Electoral. Así, Antún no habrá hecho una apuesta, sino comprado un casino...