viernes, 8 de enero de 2016

Migración dice actuará contra grupos organizan haitianos piden limosnas en calles de RD

Santo Domingo;- La Dirección General de Migración (DGM) informó este viernes que incrementará la vigilancia y los operativos de interdicción migratoria para ubicar y detener a las bandas que organizan grupos de pedigüeños de origen haitiano, en las vías y lugares públicos de la capital y otras ciudades.
Menores de edad y mujeres con bebes en los brazos de nacionalidad haitiana son distribuidos por una banda que los coloca en diferentes esquinas para que se dediquen a mendigar, según explica el diario El Nacional en su edición de este viernes.
La DGM dice que estas escenas prácticamente habían desaparecido desde agosto pasado, cuando equipos de inspectores de la institución comenzaron a actuar en todo país para identificar a extranjeros con estatus migratorio irregular, pero al parecer, aprovechando el ambiente navideño, este fenómeno ha vuelto a hacerse presente en algunas vías y lugares públicos.
Migración advirtió que esta en conocimiento de la situación denunciada por el vespertino El Nacional y que actuará como lo ha hecho desde agosto pasado cuando terminó el período en que el Gobierno detuvo las actuaciones de los inspectores de Migración.
Vamos a detener, dice la declaración de la DGM, a quienes se dedican a colocar niños en los semáforos a limpiar vidrios de vehículos en las esquinas y a distribuir mujeres haitianas con menores de edad a pedir en las calles.
En un comunicado de prensa, la DGM asegura que seguiremos “realizando operativos de interdicción y apresaremos a los responsables de esa práctica odiosa, y serán llevados ante los tribunales de justicia, y lo que ostenten otra nacionalidad, serán deportados a su país cumpliendo los trámites establecidos para ello”.
“Limpiaremos las calles de esa forma de mendicidad y castigaremos a los responsables de ese negocio denigrante e ilegal”, advirtió la Dirección General de Migración.
La DGM asegura, que actuará severamente contra esas mafias de tratas de personas para acabar con esa “forma de explotación que denigra la integridad y la dignidad de las personas que  viola los derechos humanos”.
Siempre “actuaremos apegados al cumplimiento de la Ley 285-04 y respetando los derechos de las personas, pero no permitiremos que continúe esa práctica en las calles de Santo Domingo y otras ciudades”.