jueves, 28 de enero de 2016

LMD más allá de JJ

Por Alfredo Freites ;-
Los alcaldes confirmaron a Johnny Jones para continuar en la Liga Municipal Dominicana en un evento que duró apenas 20 minutos y que tuvo, como una película de suspenso, sus elementos de embeleso con los manejos dramáticos de los perredeístas en busca de ralentizar la marcha fatal en espera de un gesto del César  que cambiara los designios.
Se habló de pacto entre Danilo y Miguel, de posposición de la asamblea de alcaldes, pero la verdad es que no se dijo lo que se debía: Jones tenía el apoyo de la mayoría y era leal a la causa oficialista. No se requería  más para quedarse en el cargo.
Además para los intereses en pugna, la dación de un año más, o la extensión del periodo al político balaguerista resulta una acción cómoda. Todas las partes alargan la expectativa. En enero del 17 veremos cómo van las cosas y qué conviene a los alcaldes al mando.
Con la fuga de los reformistas de Quique en el PRD aumentaron las llamas de la ambición por la Liga pero no se percataron de la jugada hábil de la incumbencia que “únicamente quería un año más”. Cuando reaccionaron ya Jones, un político inteligente y veterano, había avanzado en sus tratos abajo (entre los alcaldes) y con la jerarquía morada.
La LMD es un plato donde pueden comer muchos.
Si bien es cierto que dejarle ese espacio al PRD ayudaba en gran manera a los esfuerzos blancos para restarle méritos al PRM, para  Medina la continuidad es  repartir entre dos aliados las “bocatas”. Los reformistas morados  son parte del manejo estratégico, dejarlos con un espacio legal que sirva para bajar líneas o ayudas, es vital para el PLD, que tiene  la Liga sin causar traumas entre los aliados ni permite la rebatiña o enojos entre los propios.
La intríngulis de dirigentes como Johnny Jones es la casilla número tres de la boleta electoral que ostenta el PRSC que lleva como candidato a Luis Abinader. Contaminarlas es vital al PLD.
Con el PRD Danilo compró en flor y a precio vil. Vinieron donde él. Se ofrecieron como corderos al degüello. La LMD no se puso en liza. Nada podían reclamar como parte de un pacto. La porfía interna debilitó a MVM.
Además al PLD ni a Danilo le conviene un PRD muy fortalecido. Siempre hay que pensar en el futuro.