domingo, 6 de diciembre de 2015

¿Estrategia para el PLD?

Por César Medina ;-
Leonel Fernández conserva un gran encanto como líder político y su presencia se ve hasta en la sombra, independientemente de dónde lo sitúen las coyunturas del escenario electoral dominicano... Su imagen imanta hasta a los más apáticos de la política.
En el momento se discute cómo saldrá del lío de mañana en Venezuela en su rol de coordinador de la “Misión de Acompañantes Electorales” del Unasur, que no pinta nada bien con el chavismo a punto de ser abatido en las urnas.
Con Cameron, Rajoy y el resto de la Europa Occidental clamando contra el chavismo, Leonel no tiene la mínima posibilidad de equivocarse a no ser que se juegue su mayor activo: el prestigio político internacional.
Pero también se lo juega con sus amigos del “nuevo socialismo”: Correa, Evo, Raúl, Cristina, Ortega y el propio Maduro... Todos a una a favor del régimen chavista.
El líder dominicano no tiene alternativa, aunque le sobra protagonismo en el escenario donde le gusta estar... ¡A ver qué pasa mañana!
Café y fascinación
José Café me escribe fascinado con las cosas de Leonel: “Desde muchos frentes le reclaman a Leonel Fernández integrarse a las actividades partidarias.
Él no es un alto dirigente más sino también el que aspiró a la candidatura presidencial y le cortaron las alas. Esto hace que su posible presencia ejerciendo sus funciones de presidente del partido sea engorrosa para todos.
“Esa situación, entre muchas otras, podría estar influyendo en su decisión de resguardarse en su condición de expresidente sin compartirlo con el cargo que ocupa en su organización política.
“Como quiera que lo pongan, cualquier aparición o expresión de un expresidente causa nerviosismo en el gobierno de turno. Es el principal motivo por el cual muchos de los que han sido jefes de Estado prefieren desmarcarse de la primera línea de la política.
“En adición a que en el país no están acostumbrados a observar una postura tan correcta en un político que haya ocupado la primera magistratura del Estado, Leonel posee un capital político del cual el PLD no puede prescindir si quiere continuar en el poder.
“Sin sus seguidores, la victoria no estaría sobrada sino apretada y con posibilidades de no alcanzarla si surgen más factores desfavorables...
¡…Y Leonel responde!
“Confirmando su vocación de escuchar más que de hablar, Leonel responde al llamado de su partido prometiendo su integración a la campaña electoral, cuando lo llamen y donde lo llamen.
“No debe interpretarse literalmente esa muestra de disciplina partidaria. Por todo lo ocurrido, su aparición pública junto a Danilo Medina debe limitarse a una única presentación, sea al principio, en el medio o final de la campaña electoral para endosar la candidatura del actual mandatario.
“Insistir en mostrarlos juntos sería un acto de hipocresía política que nadie se va a creer.
“Si la doctora Margarita Cedeño es favorecida con la candidatura vicepresidencial por segunda ocasión, entonces sí que sería una obligación de Leonel tirarse a la calle a sudar la camiseta con su esposa en todos los actos donde no coincida con Danilo.
“De esa manera se polarizaría la campaña entre leonelistas y danilistas con el objetivo común de mantener a su partido en el poder. Más adelante, en el 2020, Dios dirá si será Leonel, Margarita u otro el candidato”.