lunes, 30 de noviembre de 2015

¿Qué le conviene al PRSC, pactar con el PLD o con el PRM?

La tercera opción sería ir sin alianza en primera vuelta, pero la advertencia es que sería un suicidio político para los rojos
El Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) está en la disyuntiva de cuál camino escoger en tres escenarios distintos en el papel que le tocará jugar en las elecciones generales del 15 de mayo del 2016.
¿Qué le conviene más al PRSC? Hacer una alianza con el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) o con el Partido Revolucionario Moderno (PRM) o no aliarse a ninguno de los partidos que encabezan las encuestas y participar sin alianza en la primera vuelta.
El camino que debe seguir esa organización, igual tiene dividido a los dirigentes, en especial al Directorio Presidencial, un organismo de 58 miembros en el que las decisiones se adoptan con la aprobación de la mayoría simple de los presentes.
De hecho, los dirigentes de esa organización y miembros del principal organismo, Modesto Guzmán, Marino Collante y Alexandra Izquierdo han expresado que el PRSC debe reeditar su alianza con el PLD. En una línea contraria se han pronunciado el presidente en funciones, Víctor (Ito) Bisonó, y el secretario general, Ramón Rogelio Genao, quienes han expresado que no apoyarán una alianza con el partido rojo en las condiciones que plantea el PLD.
Otros dirigentes, como el representante de la Juventud Reformista en el Directorio Presidencial, Eddy Antonio, son partidarios de que el PRSC participe sin alianza en el próximo proceso y que si decide una alianza sea con el PRM.
Aunque cada momento electoral tiene sus particularidades y los escenarios no son los mismos, el PRSC ya tiene experiencia en cada uno de los escenarios que tiene ahora, pues en los últimos 20 años ha participado tanto solo como en alianza con el PLD y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) antes de su versión de partido Moderno.
Al analizar los tres escenarios posibles, el politólogo y analista Freddy Ángel Castro advierte que ir solo a elecciones sería un “suicidio político” para el PRSC, que con el PRM “le puede ir bien” y que su alianza más inteligente sería con el PLD.
“En una alianza con el PLD ellos van a disminuir su representación en el Congreso, pero eso es una consecuencia lógica porque el PRD se les fue adelante”, subrayó. Observó que la estrategia inicial del partido rojo fue lograr un buen posicionamiento para negociar una alianza en las mejores condiciones.
“Sería una alianza que no es la que ellos desean, pero dentro de su realidad es la alianza posible”, dijo. El secretario genral del PLD, Reinaldo Pared Pérez, informó que le habían reservado 49 candidaturas al PRSC en distintos niveles.
En cuanto a un acuerdo del PRSC con el PRM, el catedrático de ciencias políticas señala que de seguro lograrían nominar más candidatos a cargos congresuales y municipales, pero las posibilidades de triunfo no están garantizadas.
“Con el PRM a ellos les puede ir bien en el sentido de que pudieran garantizar varias diputaciones en otros escenarios. Pero como en este momento el PRM no está puntero en las encuestas, ellos entonces corren el riesgo de perder la parte del control gubernamental que tienen con el PLD”, sostuvo.
Otro punto en contra de la alianza con el PRM que Castro citó es el relativo al financiamiento de la campaña electoral “porque en el PRM no van a recibir ayuda por financiamiento”. “En cuanto a los recursos tienen otro problema pero tampoco es una garantía de que puedan aumentar su matrícula en el Congreso en una alianza con el PRM”, dijo.
Solo, al PRSC le ha ido mal y dividido
El PRSC ha participado solo en tres elecciones presidenciales, desde que dejó de ser el gran protagonista de las batallas electorales a partir del 1996. En el 2000, el PRSC llevó a Joaquín Balaguer, su fallecido líder, como candidato presidencial y obtuvo un 24.60% de los votos.
Esa cantidad se redujo considerablemente en la competencia electoral del 2004, cuando el PRSC llevó a Eduardo Estrella como candidato presidencial, y el PRSC obtuvo solo 8.65% de la votación.
Cabe resaltar que para esas elecciones la dirigencia del partido rojo estuvo dividida y dirigentes de esa organización como el hoy fallecido Carlos Morales Troncoso apoyaron la candidatura del PLD y Leonel Fernández.
Ese mismo camino siguieron los dirigentes como Jacinto Peynado, quien estuvo disgustado por el resultado de las primarias, también Leonardo Matos Berrido y Humberto Salazar.
Las presidenciales del 2008 fueron las últimas elecciones que el PRSC llevó candidato propio y postuló a Amable Aristy Castro, pero producto de la lucha por la candidatura, la dirigencia se dividió nuevamente. Fue en ese escenario que Estrella salió del PRSC y fundó el partido Dominicanos por el Cambio.
También, el PLD logró el apoyo de una cantidad importante de sus dirigentes, como Morales Troncoso. La votación del PRSC en las elecciones del 16 de mayo del 2004 fue de apenas 4.59%.
La experiencia de la alianza rosada
En el 2006, el PRSC y el PRD hicieron la única alianza que han tenido esas organizaciones y que se ha conocido como alianza rosada. Ese pacto obtuvo diez senadurías, cuatro correspondientes al PRSC y 21 diputados para el partido rojo.
De esa cantidad de representantes, en una alianza con el PLD en el 2010, el PRSC disminuyó considerablemente su representación congresual al pasar de 21 diputados a nueve, ahora solo le quedan siete porque dos de los elegidos en la boleta roja se fueron al Partido Reformista Liberal, que preside Aristy Castro.
Pasos aprobar una alianza en PRSC
Una alianza del PRSC con otro partido tiene que pasar por tres instancias internas de esa organización. Primero debe ser ratificada por el Directorio Presidencial, que tiene 58 miembros.
Las decisiones se aprueban por mayoría simple de los presentes.
Luego la Comisión Ejecutiva del PRSC debe ratificar el acuerdo. Esa estructura la componen 601 miembros, y las decisiones se adoptan también por mayoría simple. Finalmente, el PRSC tiene que hacer una asamblea de delegados para proclamar al candidato presidencial de la alianza.
El PRSC tiene más de 2 mil delegados a nivel nacional y se requiere la mitad para aprobar al nuevo candidato presidencial.
Para formalizar una alianza con otro partido, la Ley Electoral 275-97 le permite al PRSC hasta marzo del próximo año, pero todo indica que el desenlace podría ocurrir mucho antes. l
Casilla 3 y 4% encuestas las armas del PRSC
Lo que hace apetecible al Partido Reformista para peledeístas y perremeístas es su posición privilegiada de ocupar la casilla tres de la boleta electoral y el cuatro por ciento en intención de votos que se estima le dan las encuestas. El primer factor, la casilla tres, es particularmente de interés para el PRM debido a que al ser un parido nuevo le tocaría la casilla 15 de la boleta y eso es de entrada una desventaja frente al PLD que tendría completa la primera fila de la boleta, si finalmente pacta con el PRSC.
Para el PLD, el PRSC tiene importancia no solo por su posición en la boleta, sino porque quizás podría representar los votos que necesita para ganar las elecciones en primera vuelta. Reinaldo Pared Pérez expresó que su partido está en disposición de salvar la alianza con el PRSC, mientras que el coordinador de la campaña de Luis Abinader, Roberto Fulcar, confirmó esta semana que están en conversaciones con el PRSC para un pacto.