miércoles, 25 de noviembre de 2015

Implicaciones de la denuncia de la familia Abinader-Corona

Por Orlando Gil ;-
@orlandogildice
EL GIRO.- ¿Tomará la campaña otro giro ahora que Luis Abinader metió la familia y uno de sus negocios? El asunto se mantendrá en el tapete el tiempo que el candidato de oposición quiera, y habrá que ver cómo el gobierno se sale del encierro o pierde la pelea. Aunque debe decirse desde ahora que en términos de posicionamiento ninguno gana nada. Los que están a favor del gobierno, lo inoportuno del ministerio de Energía y Mina no le hará cambiar su fervor, y por igual, los adherentes de Abinader o del PRM seguirán fieles a su causa, y de ser posible, endurecerán su voto. Posiblemente el opositor haya medido las consecuencias, pero no el oficialismo.
Se hace cuesta arriba pensar que Antonio Isa Conde negó la licencia de explotación sin consultar a su superior, el Presidente de la República, pero no debe olvidarse que tiene cabeza propia, de por sí es empresario, y no proviene de la política, sino de la sociedad civil. Se hace impensable, por tanto, que pueda prestarse a un juego sucio, que es lo que se alegará a lo largo de todo el debate. Uno que otro sector podría solidarizarse con los Abinader-Corona y afilar cuchilla contra Danilo Medina, pero no contra Isa Conde. Y hasta prueba en contrario, la medida fue una decisión del ministro…
EL CANDIDATO.- La primera declaración del ministro Isa Conde fue una reacción rápida a la rueda de prensa de la familia Abinader-Corona, pero ya ayer hizo un segundo pronunciamiento, más político, y que puede considerarse una respuesta al candidato Luis Abinader, ya que el lunes en la tarde había metido baza en el affaire. Los que sepan diferenciar exploración y explotación no se les hará difícil entender el problema. La minería es un proceso, y se va por etapa, y generalmente el que explora no es el que explota. En todo caso, el negocio del cemento, como negocio, se mantiene operando, ya que la fábrica se encuentra fuera del perímetro de la zona protegida. Incluso se hace obvio que la empresa se instaló sin tener asegurado el aprovisionamiento de la piedra caliza, en las cercanías, y que en un principio se estuvo abastecimiento de otras fuentes. Cemento Santo Domingo puede continuar produciendo y la afección no es tan grave como si se hubiera dispuesto el cierre de todas sus instalaciones…
LA DISCUSIÓN.- ¿Cuál será el ámbito de discusión de la medida tomada por el ministerio de Energía y Mina o el gobierno y contravenida por la familia Abinader-Corona o el candidato Luis Abinader? ¿Derecho, medio ambiente o política? No les es igual a cualquiera de las partes. Antonio Isa Conde dijo --en un primer momento-- que decidió en base a un estudio muy elaborado. Ese documento debe ponerlo en manos de la opinión pública, experta en todas las materias, de manera que haga de árbitro con fundamento. Lo malo es que en derecho la lógica se pervierte y da igual boca arriba que boca abajo. Sin embargo, valen los argumentos, puesto que en todo caso se trata de interpretación de una ley. El medio ambiente, y este sí es un aspecto interesante, por lo sensible, pero también porque hay sectores que no aceptan que las zonas protegidas se toquen. A la administración se le critica que no sea drástica y radical en la defensa y preservación de los bosques y los ríos, y hay situaciones pendientes de fallo, o por lo menos de uno que tome en cuenta un consenso difícil de lograr en la materia. Loma Miranda, por ejemplo…
EL ANTECEDENTE.- Tampoco debe olvidarse la experiencia de Gonzalo, una zona que fue defendida militantemente por unos jóvenes, pero cuya preservación fue obra de grupos ecologistas que no cedieron ante nada ni nadie. ¿Cuál será la posición de estos sectores, que al parecer no se habían enterado de lo que estaba ocurriendo por los lados de Azua, y que ahora, con el tema sobre el tapete, tendrán que reaccionar? O a favor del gobierno o de la familia Abinader-Corona o del candidato Luis Abinader. Las implicaciones, por tanto, son muchas, y no solo en el campo de la política. Aunque la política es lo que importa. ¿Podrá Abinader lograr en esta lucha en defensa de los intereses familiares la simpatía que todavía no gana su candidatura? Eso estará por verse, y las campañas de oposición y de gobierno deberán hacer el trabajo, y la que tenga más saliva comerá más hojaldre. No obstante, están las derivaciones, las inferencias. ¿Qué pensar de un presidente en funciones y el medio ambiente, si como candidato prefirió el interés particular de su familia? La respuesta debe darse ahora…