viernes, 20 de noviembre de 2015

Lo que no está viendo LF

Por César Medina ;-
A veces parece misterioso que a las mentes más lúcidas se les empañe la inmediatez política, que se muestren incapaces de ver más allá de sus propias narices, que se confundan en algunos escenarios que se proyectan claros y concluyentes…
… Justo lo que le está ocurriendo ahora a Leonel Fernández, que no es capaz de ver dónde están las acechanzas que pueden poner en peligro su liderazgo en el PLD, subordinado a que sea el candidato en el 2020 y que gane esas elecciones con mil factores en contra.
No está viendo que su posible retorno dependerá no sólo del triunfo de Danilo ahora en el dieciséis, sino de cómo sea ese triunfo… Porque el futuro del PLD dependerá de los votos que le cuenten a Luis Abinader, que de obtener sobre el 40 por ciento no hay quien le gane cuatro años más adelante.
Pero no es sólo ese el hándicap que se juega Leonel ahora. De la forma más tonta está abandonando su espacio como presidente del partido y ese espacio lo está ocupando Reinaldo Pared como secretario general, pero también como aspirante a la candidatura en el veinte.
Se tiene sabido desde tiempo inmemorial que en política el que no ocupa su espacio es desplazado de forma irreversible… Y Leonel está perdiendo de vista una enseñanza tan vieja como esa.
… Con Luis Abinader
Si el leonelismo sigue confundido y se equivoca inflando artificiosamente a Luis Abinader, Danilo Medina gana como quiera pero Luis Abinader queda posicionado para un triunfo casi seguro en el veinte. Para entonces, el PLD tendrá cuatro períodos de gobierno consecutivos y gobernado 20 de los últimos 24 años.
Jamás se ha visto tal fenómeno en la historia democrática dominicana, y es obvio que-- cansado de ver gobernar a la misma gente durante tan largo tiempo--, no se necesite mucho esfuerzo para votar en contra…
… En 2020, Abinader no habrá cumplido todavía los cincuenta años de edad, tendrá la experiencia de la candidatura inmediatamente anterior y habrá dejado plantada una simiente fértil en la mente nacional.
Tendrían que producirse fenómenos imprevistos y no proyectados para evitar que su figura emerja con potencialidad en las elecciones próximas. Como sería, por ejemplo, que de aquí a mayo Guillermo Moreno le arrebate el liderazgo del polo opositor…
… Pero eso no sería posible si Leonel le da un empujoncito.
El liderazgo interno
Leonel también inobserva que el vacío que va dejando de forma cada vez más notoria está siendo ocupado por Reinaldo Pared, la mayor amenaza que tiene su eventual candidatura del veinte.
Como no cumple su papel de presidente del partido en la juramentación de los candidatos a alcaldes y senadores, ese papel lo está llenando Reinaldo en los actos masivos que organiza el PLD en todo el país con la presencia de Danilo y del liderazgo de los partidos aliados.
En esos escenarios se luce Reinaldo en vez de Leonel, a quien no se menciona ni siquiera por una cortesía que él jamás ha tenido para enviar una excusa que justifique su ausencia.
Ese es el panorama que presenta hoy el liderazgo de Leonel, prácticamente acorralado por un dilema que pone en juego su supervivencia electoral… ¡… De seguir con ese estrabismo, pierde adentro y pierde afuera!