jueves, 12 de noviembre de 2015

No recuerdo cuál acuerdo

Por Alfredo Freites ;-
Los leonelistas están jugando a tirar la piedra y mirar para otro lado. En plantillas de medias caminan por el piso alfombrado de cáscaras y vidrios rotos. Con tiempo medido los voceros del leonelismo lanzan al cielo político sus bengalas de advertencia, para que los danilistas sepan que hay inconformidad sobre el curso de los manejos de campaña.
Como si fuera una presión al presidente del partido morado, se hace decir que Leonel Fernández no se ha integrado a la campaña o que no se integrará. Lo cierto es que Danilo Medina funge como líder de la organización. Hace pactos, señala candidatos, respalda candidaturas, otorga “botellas”  y centra en su gestión todo lo que tiene que ver con la campaña.
Para que no hubiera dudas de por dónde van los tiros Danilo nombró en el gobierno a Lidio Cadet, que es encargado del tema en el PLD y lo convirtió en el Lázaro de la política nacional.En la presente campaña se ha percibido un choque de trenes en cámara lenta. Ninguno de los protagonistas habla. Lo hacen sus representantes y siempre de forma parabólica. Nadie afirma que Danilo quiere aplastar a Leonel.
Tampoco los leonelistas hablan en público de tales intenciones.
Hay que poner en relieve el trasfondo de la jugada. Entrambos hubo disgustos durante la pre campaña presidencial del 2013; se recuerda que Medina hizo mutis por el foro y llegó a sentarse lejos de Fernández en las reuniones semanales del Comité Político del PLD. Danilo  al finalizar  la pre campaña dijo que el Estado lo había derrotado. No recuerdo haberlo visto participando en la campaña de Leonel. Quizá ahora haya una moneda en devolución.
Leonel hizo un discurso cuando ya la reelección estaba comprada. Lo que dijo  fue para la historia. No llegó a que le contaran los votos. Sus aspiraciones murieron en la funda porque estaban muy fuertes los vientos  en su contra. Hasta Quirino Ernesto Paulino fue de los muchos que soplaron. 
Se alega que Leonel no se ha integrado porque la comisión que debe dirigir, que sería la de campaña de legisladores, no se ha formalizado.
Le quieren entregar el muñeco cuando esté completamente vestido para la fiesta de carnaval.
En mar de fondo  es el blindaje constitucional y Cristina Lizardo alega que no es tema de moda. Están convencidos que Danilo gana sin Leonel.