lunes, 9 de noviembre de 2015

Dificultades del PRM para seleccionar sus candidatos


Por Orlando Gil ;-
EL REGLAMENTO.- El martes de la semana pasada se conoció en la Dirección Ejecutiva del PRM el reglamento que se aplicará a las encuestas de selección de candidatos. El documento, que no tiene más de cuatro páginas, fue discutido, pero no aprobado, por falta de quórum. Esa falta de quórum es uno de los problemas que tiene el partido Moderno. Los miembros del organismo asisten, y en general en cantidad suficiente, pero solo al inicio, puesto que según va  subiendo la hora, van yéndose de uno en uno o de dos en dos, dejando el salón casi vacío. Una que abandona la sesión sin mancar es Milagros Ortiz, quien conduce un programa de radio en la noche. De Fello Suberví se dice que se sienta cerca de la puerta de salida, que rezonga su conocido mantra de “si no hay convención, aquí va a haber problemas”, y se desaparece de escena como un mago de película. Esa situación crea dificultades, ya que son muchos los asuntos que se quedan a mitad de talle, o simplemente pendiente. No hay que ir muy lejos o dar muchas vueltas para reconocer el hecho cierto de que o falta autoridad o disciplina, y en el peor de los casos, interés. Esa y no otra es la razón de que la campaña vaya más adelantada que el partido, o que algunas decisiones se tomen sin consultar...
LAS FIRMAS.- El reglamento, como decía, no fue aprobado, pero no hay dudas de que será oficializado. Sin embargo, con esa decisión no se termina el evento, sino que por el contrario, empieza. Por ejemplo, la Comisión Electoral deberá informar los lugares en que se harán las mediciones, y de ese dato dependerá la cantidad. Se tiene un listado de firmas encuestadoras preseleccionadas, un total de quince. Aunque de seguro no todas participarán en el escrutinio, y las que sí, serán escogidas por rifa. La idea es que los aspirantes no conozcan por anticipado ni la empresa ni el día, de manera que no puedan influir en el ánimo de los responsables del trabajo de campo. Difícil que no se sepa, y todavía más, que no se denuncien malicias. Ningún sector político más transparente que el perredeísta, no importa las siglas que asuma. Lo saben todo, y todo lo dicen, por lo que será imposible que los encuestadores pueden llevar a cabo la tarea sin obstáculos ni interferencias. Lo que se jugará, por lo menos en la capital, será muy valioso. Por ejemplo, cuando Fello Suberví habla de problemas ¿a qué se refiere?
LOS PÍCAROS.- La cantidad de encuestas determinará el costo, y aunque todavía no se habla de dinero, ese punto no dejará de ser crucial. Hay un fondo del que no se conoce cuantía, con los aportes de los  aspirantes, pero posiblemente no será suficiente. Las firmas encuestadoras aprovechan la época de zafra y en campaña cobran más caro que en tiempo normal. Incluso, y viene a cuento, algunos candidatos no pagaron su cuota. Tengo nombres, pero prefiero no decirlos, pero sí que atento a broma se salieron con las suyas. Hubo uno tan desfachatado que ante la exigencia replicó: “ ¿Pagar yo, pero ustedes están locos? Ustedes son los que  debieran pagarme a mí por el honor...”. Tomen nota, cojan punta. Además de viejo, pícaro. No hay dudas de que si no tiene para inscribirse, y hay que becarlo, tampoco tendrá para hacer su campaña, y o le dan financiamiento, o sencillamente pierde. No hay de otra, por lo visto. Con esos bueyes es que el PRM piensa arar y lograr cosecha más abundante y de calidad que la del gobierno...
LA EXHIBICIÓN.- Las elecciones en los gremios se parecen a los juegos de exhibición: no cuentan para récord ni deciden torneo, pero sí dan oportunidad de medir fuerzas y apreciar simpatías. El miércoles tienen cita los médicos, y la competencia tiene más importancia política que profesional. Según se cuenta en los mentideros, la candidata del PLD no llenó las expectativas, y cuando el partido vino a darse cuenta, ya era tarde, y decidieron apoyar a Hugo Bautista del PRD y de Miguel Vargas. Del otro lado, y como polo opuesto, Waldo Suero, quien acumula tres mandatos al frente del Colegio Médico, y ahora iría por un cuarto. El respaldo de Suero es variopinto, pero sobre todo opositor: Los médicos de la base, necesitados de reivindicaciones, los grupos de izquierda, y ahora también del PRM. El trance es interesante, pues el PRD y el PRM van a verse la cara, y aunque se supone que el PRM está en mejores condiciones, el PRD cuenta con el PLD, del que no se sabe si va a meter el brazo tan largo y profundo como cuando corre uno de los suyos. Actualmente el Colegio está en manos de un peledeísta...