miércoles, 14 de octubre de 2015

El trámite de la nacionalidad española por residencia pasa de ser gratuito a costar 185 euros

Cientos de inmigrantes hacen cola el último día de la
gratuidad del trámite de solicitud
El último día de gratuidad de la gestión colapsa los registros civiles.
Madrid, España;- A partir de este jueves los inmigrantes que soliciten la nacionalidad española por cumplir la residencia exigida tendrán que abonar una tasa nueva de 100 euros por la tramitación de la gestión y 85 euros más por la realización de unos exámenes obligatorios para demostrar los conocimientos de lengua española y de integración social. La entrada en vigor del nuevo canon ha provocado un colapso en las últimas horas de los registros civiles, con largas colas de solicitantes apurando la gratuidad. La tramitación administrativa de la nacionalidad corresponderá a partir de ahora al Ministerio de Justicia y el trámite será telemático en lugar de realizarse en el
Registro Civil. La normativa estipula que el pago de los 100 euros de la tasa será independiente de la resolución positiva o negativa de la petición. Los requisitos para iniciar el procedimiento "por residencia" son diez años de residencia legal y continuada, con excepciones para los refugiados (5 años), nacionalidades como Guinea Ecuatorial, Andorra o Filipinas (2 años) o los casados o viudos de un ciudadano español (1 año). Las novedades se deben a la entrada en vigor de la Ley 19/2015 de 14 de julio. A partir de ahora, además, los extranjeros que opten a la nacionalidad española deberán superar un examen oficial que permite acreditar un grado suficiente de conocimiento del idioma español y de su integración en la sociedad. El Instituto Cervantes ha diseñado las pruebas nuevas comunes a todos los solicitantes, unos 100.000 cada año. Estas pruebas tienen un coste de 85 euros y se celebrarán todos los últimos jueves de mes. El examen de español es el llamado DELE. Es exclusiva para los extranjeros cuya lengua materna no sea el español, que deben optar al nivel A2 o Superior. Este diploma acredita que el candidato es capaz de comprender frases y expresiones cotidianas de uso frecuente relacionadas con áreas de experiencia que le son especialmente relevantes (información básica sobre sí mismo y su familia, compras, lugares de interés, ocupaciones, etc). Por su parte, la prueba no lingüística (CCSE) será sobre conocimientos constitucionales y socioculturales. Son 25 preguntas de respuesta cerrada, de tipo test (con tres opciones) o de verdadero o falso. El tiempo máximo para efectuarla será de 45 minutos. Estará redactada en l "la variedad de español peninsular contemporáneo", según especifica el Cervantes. El examen está repartido en cinco áreas, con contenidos de dos tipos: "Gobierno, ley y participación ciudadana" (60% de la prueba) y "Cultura, historia y sociedad españolas" (40%).